sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 05:46
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 45%

Por esta razón vas a poner una moneda en tu freezer

03/11/2016 07:09 hs
Con el sencillo método de colocar una moneda en el congelador vas a poder prevenir un sinfín de problemas con respecto a tus alimentos.
Entre todos los contratiempos que generan los frecuentes cortes de luz en nuestra vida cotidiana, destaca el problema de los alimentos congelados en el freezer. Un corte de luz prolongado los haría descongelar, lo que obliga a su consumo inmediato y evita su almacenamiento.

 

Esta situación puede ser peligrosa en caso de que, mientras estamos de viaje, la luz se corte, se descongelen los alimentos y que, con el restablecimiento del servicio, se vuelvan a congelar, condición que tampoco se pueden almacenar. ¿Cómo darnos cuenta de que los alimentos de nuestro freezer atravesaron este proceso?

 

Hay un método sencillo: sólo tenés que meter una taza con agua al freezer. Cuando esté congelada, hay que colocar una moneda encima de la capa de hielo y dejarla en el freezer antes de emprender tu viaje.

 

Al volver de tu viaje, vas a poder saber si la comida estuvo congelada todo el tiempo o si se descongeló y se volvió a congelar después.

 

Al volver del viaje, tenés que revisar la taza. Si la moneda se encuentra en el fondo, bajo el hielo, significa que todos los alimentos que estaban en el freezer se descongelaron y se volvieron a congelar después, así que no es recomendable consumirlos, pues ya podrían estar vencidos o podridos.

 

Si de lo contrario la moneda permanece arriba de la capa de hielo, quiere decir que no hubo ningún corte de luz y todo permaneció debidamente congelado, así que podés consumir con tranquilidad tus alimentos.

 

Incluso se puede dejar la taza todo el tiempo en el freezer, de esta forma, si en algún momento hay un corte energético por alguna razón, lo van a saber. De todas maneras, si no se está seguro sobre el estado de los alimentos, lo mejor es tirarlos. La salud es lo primero.

TAGS
freezer,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...