domingo 04, diciembre 2016 | Actualizado 17:21
Usuario
Bienvenido
T 28°C H 69%

Las tres formas más sencillas de hacer un café descafeinado en casa

16/10/2016 18:59 hs
A pesar de ser una de las bebidas preferidas de todos, los altos niveles de cafeína pueden perjudicar al cuerpo a largo plazo. ¿Cómo reducirla?

El café es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, cada año se produce suficiente café como para que cada persona pudiera consumir 1,3 kilos.


Existen más de 400 tipos de plantas de café pero cerca del 80% de la producción corresponde al tipo coffea arabica, que se autofertiliza y facilita su cultivo, mientras que el resto es en su mayoría coffea robusta el cual debe sí ser polinizado por insectos.


Todos los granos de estas variedades tienen cafeína, la cual tiene una concentración entre 0.8% y 2.5%. Las mismas variedades descafeinadas tienen una concentración mucho menor, entre 0.1% y 0.3%. ¿Cómo se reduce la cafeína?


Los expertos en producción de café han determinado que gran parte de su sabor se desarrolla en el proceso de tueste, con lo cual la cafeína se extrae antes para afectar lo menos posible al sabor. La "descafeinización" se hace con cualquiera de los siguientes métodos:


Con agua


Se colocan los granos verdes en un recipiente con agua en donde un proceso de ósmosis atrae la cafeína concentrada de los granos hacia el agua. Esa misma agua se pasa por un filtro de carbón activado que atrapa la cafeína y se guarda para repetir el proceso con granos de café nuevos.


Con cloruro de metileno


Al igual que en el método anterior en este proceso se colocan los granos en agua para que su superficie se vuelva porosa, posteriormente se agrega cloruro de metileno el cual disuelve la cafeína. El cloruro se elimina con un evaporador y los granos se enjuagan y secan con aire caliente.


Con dióxido de carbono


Los granos se colocan en recipientes sellados con una presión de 250 a 300 atmósferas, en la cual el CO2 puede penetrar los granos y disolver la cafeína. El CO2 con cafeína se pasa por un filtro de carbón vegetal que lo limpia y lo recircula para repetir el proceso. Después de algunos ciclos los granos descafeinados se secan con aire caliente.

TAGS
cafe,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...