sábado 03, diciembre 2016 | Actualizado 01:36
Usuario
Bienvenido
T 25°C H 69%

Estás arruinando tu ropa y no lo sabías

08/10/2016 09:49 hs
Además de ignorar los símbolos de lavado de las etiquetas de ropa y de lavar mal la ropa interior, se pueden cometer muchos más errores que afectan a la esperanza de vida de nuestras prendas.
Nota extraída del Huffingtonpost

Utilizar las técnicas de lavado adecuadas es una de las formas más eficaces de mantenerlas de la mejor forma posible. Pero hay otro factor a tener en cuenta que seguramente estemos pasando por alto. La clave está en la manera de guardar la ropa.

Según las organizadoras profesionales Ann Sullivan (fundadora de Ann Sullivan Organizing en Nueva York) y Mindy Godding (copropietaria de Abundance Organizing en Virginia), tener la ropa bien organizada es fundamental que dure más tiempo en plena forma.

Error 1: No utilizar las perchas adecuadas.


"La gente se gasta mucho dinero en ropa y, aun así, utiliza perchas de muy mala calidad", explica Sullivan. Según la experta, hay un tipo de percha para cada función y tu ropa te lo agradecerá si utilizas la adecuada.


"Invertir en perchas debería ser una prioridad", opina Sullivan. Por ejemplo, las perchas finas y planas, que están muy bien si no se tiene mucho espacio, "son adecuadas para colgar vestidos o blusas que no necesiten que haya mucho espacio entre percha y percha" y las que tienen la parte de los hombros más ancha deben utilizarse para colgar las chaquetas de traje. "El tipo de percha y el tamaño son muy importantes", afirma.


Godding, que se declara "evangelista de las perchas a juego", hace hincapié en la importancia de encontrar un sistema que funcione y en mantenerlo uniforme: hay que encontrar un tipo de percha en la que queden bien las blusas y utilizar ese mismo tipo para todas las del armario. "He visto que muchos clientes tienen más cuidado con su ropa si tiene buen aspecto y parece estar limpia al abrir la puerta del armario. Hay algo en ello que nos hace ser más responsables de nuestras cosas".


Error 2: Sobrecargar el armario.


La mayoría de la gente no tiene un vestidor de ensueño como el de Carrie Bradshaw. Por eso, hay que tener en cuenta que meter toda la ropa junta en un espacio reducido puede hacer que se deteriore antes. Si el armario está muy lleno y las prendas están aplastadas, se pueden arrugar. "Así que queremos que estén libres y despejadas", aconseja Godding, "para mantener la integridad del tejido".


¿Cuál es la separación ideal que debería haber entre las perchas? Lo óptimo es que haya algo más de 0,5 centímetros de separación entre percha y percha. "También es aconsejable que se puedan sacar y meter con facilidad, porque si tienes que meterte en el armario y correr todas las demás perchas para sacar una, tu armario está superpoblado".


Error 3: Colgar los sweaters.


No se deben colgar los sweaters igual que las camisas porque "el peso de la prenda hará que se expanda y se dé de sí por los hombros", explica Godding. Ella los dobla por la mitad, dobla las mangas hacia dentro y los cuelga en la barra de la percha "como unos pantalones".


También puedes doblar el sweater alrededor del cuello de la percha.


Error 4: Colgarlo todo en perchas.


Las medias, los corpiños y la ropa deportiva deberían guardarse en un cajón bien doblados. En cuanto a los corpiños, deberían colocarse de manera que no pierdan la forma. "Todo el mundo necesita lugar para tener cosas colgadas y lugar para tener cosas dobladas", explica Godding. "Ya sea en una cómoda o dentro del armario en una cesta de mimbre, de plástico o de rejilla. La cesta de mimbre es una buena opción para guardar la ropa interior, los trajes de baño y la ropa de deporte, que se pueden doblar.


Y los corpiños, "mientras estén uniformemente doblados de la misma forma, están bien en un cajón. Siempre que el cajón no esté lleno a reventar".


Error 5: No cuidar la ropa que no es de temporada.


Las prendas que no llevamos durante todo el año ―como los sweaters y los abrigos en verano y la ropa de lino y los trajes de baño en invierno― deben guardarse en cajones de plástico herméticos. "Yo enrollo y empaqueto las cosas sin apretar mucho para evitar que se hagan arrugas difíciles de quitar. Imagínate cómo se queda algo después de estar doblado nueve meses", explica Sullivan. "Eso afecta a la integridad del tejido. Cuando desdoblo la ropa veo que se han quedado unas pequeñas líneas amarillentas".


En cuanto a los vestidos de verano y las prendas delicadas, Sullivan aconseja no doblarlas y guardarlas en bolsas de algodón transpirables en un lugar fresco y protegido de la luz.


Error 6: Llevar la ropa a la tintorería con demasiada frecuencia.


Según Sullivan, "llevar la ropa a la tintorería acorta su esperanza de vida". Además, con las prendas más resistentes basta con usar un cepillo de ropa: cuelga la prenda en cuestión y, con un cepillo de cerdas gruesas, cepíllala y quita el polvo, la suciedad o los restos de comida de tu traje en cuestión de minutos. "Es mejor para la ropa y te ahorras los viajes a la tintorería".


Error 7: Guardar la ropa en bolsas de tintorería.


¿Tienes en mente esas bolsas en las que te entregan la ropa en la tintorería? Pues tienes que deshacerte de ellas en cuanto llegues a casa. "La denominación 'limpieza en seco' no es del todo acertada, ya que cuando planchan la ropa hay vapor de por medio, así que queda algo de humedad", explica Sullivan. "No conviene sellarlo con una bolsa de plástico, conviene quitarla y dejar que respire".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...