viernes 16, noviembre 2018 | Actualizado 08:57
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
Post muerte de Eva

El relato de la "amante" de 14 años de Juan Domingo Perón, Nelly Rivas

03/11/2014 07:12 hs
El ex Presidente la llamaba "nenita" y le decía que era su "papi", con o sin consentimiento un abuso de la menor. Un libro cuenta la historia del estupro. La historia de Nelly.

Después de la muerte de Eva Duarte, Juan Domingo Perón vivió un romance con una chica de 14 años, Nelly Rivas. Corría el año 1955 cuando la adolescente mantuvo una relación amorosa con el ex presidente que tenía 60 años. Un libro cuenta cómo narró la historia la chica, el relato en primera persona de Rivas es su declaración durante un juicio por abuso.


Cuenta la historia es Juan Ovidio Zavala, fue abogado de los padres de Nelly, quienes habían sido acusados de complicidad en un juicio por estupro. Zavala es un radical que sufrió torturas durante el peronismo y luego fue Director Nacional de Penitenciaría, durante el gobierno militar.


Nelly era parte de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) que seguían al gobierno justicialista, así lo contó ella: "Ir y estar en la UES de Olivos era para mí como estar en el cielo. Nosotros, mis padres y yo, vivíamos en una portería que solo constaba de un dormitorio, baño, cocina y lavadero. Mi madre era la portera que fregaba desde las cinco de la mañana hasta las diez de la noche (...). Mi padre trabajaba en la fábrica de chocolates Noel. (...) Por eso un día que me tocó sentarme al lado del Presidente durante el almuerzo, le conté nuestro problema de vivienda y le pedí una casa de esas que facilitaba la Ayuda Social Eva Perón".


"Sería una gran falsedad no reconocer que cada una de nosotras quería ser una segunda Evita. Con la edad que ya teníamos, él alimentaba nuestro romanticismo y nuestras agitaciones corporales", relató Nelly, quien murió en 2012.


Sobre cómo se convirtió en su "nenita" y vivió con Perón en la residencia de Recoleta: "Dormí sola varias noches, mientras mi imaginación volaba a alturas tan inaccesibles como profundas eran mis pasiones. (...) A la cuarta noche me animé a proponerle al general que viéramos televisión juntos. Después de esa primera noche yo me instalaba en el dormitorio del general a ver televisión, aunque él no hubiera llegado. Más de una semana, que me pareció un siglo, hicimos esto después de lo cual yo volvía a mi dormitorio".


Un año más tarde Perón fue derrocado. Desde la cárcel le escribió a Nelly que no se arrepentía "de haber renunciado a la guerra civil" y le decía "sos lo único que tengo y lo único querido que me queda", firmaba como "tu papi".

TAGS
juan domingo perón, nelly rivas,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...