martes 27, junio 2017 | Actualizado 09:20
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
Polémico

Polémico "homenaje": disfrazados de obreros piropean a las mujeres

08/03/2014 10:54 hs
Fue en el Shopping Alto Palermo para celebrar el Día de la mujer. ¿Es necesario utilizar una de las situaciones más incómodas para "agasajarnos"?
Sofia Tarruella
Por Sofia Tarruella
Periodista

Bajo la consigna de "estamos piropeando", el Shopping Alto Palermo no tuvo mejor idea que homenajear a las mujeres en su día con un stand donde un grupo de actores disfrazados como obreros de la construcción "piropean" a las mujeres que pasan.


En el último piso del centro comercial ubicado entre las Avenida Santa Fe y Coronel Díaz, en el barrio de Palermo, los caballeros -atractivos y sin manchas ni sudor- recitan versos a cada joven, madre o abuela que pasa frente a sus narices.


La situación es tragicómica. El Día de la mujer fue creado en homenaje a las que lucharon y luchan para tener una participación igualitaria en la sociedad. El hecho de que se nos pretenda agasajar recreando una de las situaciones más incómodas que reafirman la aún presente desigualdad en el trato entre hombres y mujeres, es patético.


Un piropo es una frase sugestiva que un hombre le dice a una mujer que no conoce en público.  ¿Se supone que, aunque no hayamos pedimos nada ni nos interese la evaluación de ese desconocido sobre nuestro propio físico, debemos sentirnos halagadas?


En la cotidianeidad, las mujeres nos tenemos que resignar a recibir comentarios no deseados en la calle que te ponen en una situación de incomodidad, de malestar y a veces de miedo. Pasar por una obra en construcción, como la escena de este caso, y sentir que hay que pasar rápido porque te van a mirar de arriba abajo, sobre todo en la cola y en las lolas, es una experiencia que puede ser todo menos placentera.


Utilizar este momento de incomodidad para homenajearnos me parece repudiable. No importa si es piropeador es gordito y feo, o alto de ojos azules. Se trata de naturalizar una situación inequitativa que nos reduce a un papel de resignación.


A vos, ¿qué te provoca este "saludo"?

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...