viernes 31, julio 2015 | Actualizado 12:23
Usuario
Bienvenido
T 16°C H 85%

Vandalismo en la Ciudad: el Pensador de Rodin, cercado con blindex para protegerlo

23/02/2013 11:40 hs
Sufría agresiones permanentes. La escultura es una de las tres originales del artista en el mundo. En la Ciudad dicen que no es lo ideal, pero es la única forma de preservarlo.
Después de sufrir pintadas durante años, el Gobierno porteño decidió proteger del vandalismo a la célebre escultura con un vidrio de seguridad. Todavía no  están terminados los trabajos, pero ya se puede ver la estructura que rodea a la estatua, ubicada en la Plaza Mariano Moreno, frente al Congreso.

Se trata del segundo monumento en Buenos Aires protegido detrás de un blindex (el otro es la fuente de Las Nereidas, de Lola Mora, en Costanera Sur).

La historia de la escultura

"El Pensador" fue creado por el artista francés en 1880 como parte del conjunto "Las puertas del infierno", basado en "La divina comedia" de Dante. Iba a ser colocado en un museo parisino que nunca se construyó. En 1906 el artista retomó la obra y fundió tres "pensadores" del mismo molde inicial, incluso con su firma. El entonces director del Museo Nacional de Bellas Artes, Eduardo Schiaffino, encargó a París una de ellas para colocarla en las escalinatas del Congreso. Y llegó a Buenos Aires en 1907.


"Lo ideal sería que estos monumentos puedan ser disfrutados por todos sin necesidad de tomar este tipo de medidas preventivas, pero el vandalismo crece año tras año. Todos los esfuerzos son válidos para preservar estas obras de arte", explicó Diego Santilli, Ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, a cargo de las obras.


"Celebro la medida. Entre las marchas, los grafiteros, el abandono y los sin techo que lo usaron de refugio, es un milagro que ese pobre "pensador" siga en pie. Aún así, rodeado por un blindex, no creo que se pueda parar a quienes tengan el deseo de dañar. El cuidado de los monumentos tiene que ver con la educación", le dijo a Clarín el encargado de una tradicional marroquinería de la zona.


"Cuando vi las cuadrillas del Gobierno trabajando en el lugar me entusiasmé pensando que quizá se lo estaban llevando. Me parece que se merece un lugar más destacado. Quizá en la entrada de algún museo. Acá está desaprovechado. A los turistas que me piden consejos sobre qué ver, les digo: crucen la calle, ahí tenemos un Rodin", contó un empleado del hotel Ibis, en Hipólito Yrigoyen al 1500.


Los otros dos "pensadores" originales se encuentran en los museos dedicados al artista, uno ubicado en París y otro en Filadelfia. El de aquí recién ahora esta rodeado de una plaza con ciertas mejoras, aunque aún queda mucho por hacer.


Uno de los mayores problemas del vandalismo es que se trata de un delito que casi no se castiga. En 2011 ingresaron al Ministerio Público Fiscal de la Ciudad 3.726 hechos calificados como daños. El 85% fue archivado por falta de pruebas o porque no se pudo identificar a los autores del daño.




TAGS
rodin, escultura,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...