viernes 19, septiembre 2014 | Actualizado 12:53
Usuario
Bienvenido
T 21°C H 59%
Documento Exclusivo de DiarioVeloz.com

Con una rubia en el avión: historia secreta de un viaje que terminó en escándalo

29/08/2012 19:32 hs
Un mexicano devenido en agente federal de EEUU, de paso por Buenos Aires, nos ayudó a reconstruir con los testimonios del gordito venezolano la hoja de ruta de un vuelo que terminó en el escándalo de la valija con 800 mil dólares. Parece desopilante, pero así es la realidad. Por Boimvaser.
Por Jorge D. Boimvaser
info@boimvaser.com.ar

 
Estamos en el lobby de un hotel famoso de Retiro ("que lindo que va a ser... el Hospital de Niños en el Sheraton Hotel", cantaba la Juventud Peronista en los años 70, ilusos de suponer que su slogan sería puesto en práctica por Juan Domingo Perón). El mexicano pide tequila como si fuera jugo de frutas, habla casi a los gritos pero es una especie de hipnotizador de serpientes con la historia que relata, según les contó en Miami el venezolano Guido Antonini Wilson. Sí, aquel personaje tristemente célebre de la valija olvidada.

"Antonini puede tener cara de boludo pero no ejerce", 
dice de entrada radiografiando al personaje. Y junto con información propia reconstruimos aquel 4 de agosto del 2007, a las 3 de la madrugada aproximadamente.

La historia comenzó en Venezuela la noche anterior.  Subieron varios personajes junto a quien en el entorno de Julio de Vido consideraban algo así como un "valet parking" de lujo en el poder: Claudio Uberti.

También fueron a parar a la bodega entre 12 y 14 valijas, dos de ellas con ropa, el resto con papeles (léase.. ¿dinero?).

Había una rubia en la delegación. Y además, según Wilson, mucha comida vip, bebidas alcohólicas en exceso, y otras sustancias que alteran los sentidos.

Casi como esas películas pornos que uno sabe se filman con escenografía aeronáutica y aún así son tan truchas.

Pero el morocho venezolano  que no ejerce pese a esa carita extraña, dijo que arriba ocurrió como si fuera un film de la señal Venus.

Hicieron todo lo que suponés. Tomaron mucho alcohol, comieron de mas y el resto... mejor no hablar de ciertas cosas.

En Aeroparque no hay vuelos de línea, salvo excepciones, entre la medianoche y las primeras horas del alba. Algún que otro chárter privado, taxis aéreos pocos, y nada más. Los empleados del turno no tienen demasiado que hacer, más que parlotear, bostezos a granel y ver pasar las horas.

Cuando comenzaron a bajar los pasajeros, en la aduana local sabían que había que tener "compasión" con las valijas de un vuelo casi oficial.

Pasaron entre 10 y 12 valijas sin problemas. Ahí pudo estar parte de los más de 4 millones de dólares que se dijo en el juzgado federal de Miami fueron embarcados en el aeropuerto de Caracas con destino final el Jorge Newbery de Buenos Aires.

Antonini se demoró en bajar porque hizo una escala técnica de último momento en el baño del avión. Fue demasiado lo que ocurrió en el aire y el morochón no aguantó los excesos.

Claudio Uberti lo esperó, y ahí dice el mexicano (es la versión que dieron en la justicia de Miami) fue el problemita. Uberti estaba pasado de mambo, hiperquinético a causa del alcohol y quizás alguna otra sustancia que le alteró la conciencia. La rubia del avión miraba algo ruborizada a la distancia.

Uberti vio a la agente de aduana María Luján Telpuk y se creyó impune para cualquier barbaridad. Se propasó mal y en los monitores de la policía local se prendieron las luces de alerta roja. Era la primera vez que ocurría una barbaridad de ese tipo. Pero el intrépido no sabía un dato clave en esta historia.

Telpuk es hermana de un brigadier (ya retirado), a quien en la Fuerza Aérea le tenían el respeto que algunos se saben ganar en forma leal.

La mujer tomó el teléfono y le avisó a su hermano lo que ocurría. El militar dio la orden de abrir todos los portafolios y valijas que aún no hubieran franqueado el control aduanero.

Los que habían pasado escucharon gritos y se acercaron a ver qué ocurría. Pero ya no había retorno. Uberti despertó al primero que tenía en su agenda telefónica, el entonces hombre fuerte de Néstor Kirchner, Rudi Igor Ulloa (hoy tiene restringido el acceso a la intimidad de Máximo K por indicación de la seguridad de Presidencia).

Guido Antonini Wilson miraba sorprendido el cachivache felliniano que había iniciado el "valet parking" del Ministerio de Planificación.

Las escenas estaban grabadas en las computadoras de la Policía Aeronáutica (hoy la PSA), hubo una orden de hacer copias (back up) de las imágenes que delataban la desopilante arremetida de Claudio Uberti con María Luján Telpuk y después de sacarlas del lugar resetearon los discos duros y comenzó alguna ronda de negociaciones para que el asunto no pasara a mayores.

Pero el escándalo se había desatado con el hallazgo de los 800 mil dólares de los que se hizo cargo Antonini Wilson. Los abusos, manoseos y propuestas indecentes de Uberti pasaron a segundo plano, aunque fue ese incidente el que desató la revisión irrestricta de todo los bagayos que no hubieran pasado por el control aduanero.

Sin confesar por pudor (no sabemos si los hizo en forma privada) lo que sufrió, María Lujan Telpuk no bajó los brazos respecto a esa valija. Su hermano y hasta la misma Fuerza Aérea la respaldó, a tal punto que el propio Kirchner dio la señal que había que poner en penitencia eterna al irresponsable de Uberti.

La rubia del avión, secretaria de Uberti, Victoria Bereziuk, acudió con el conocido no sabe/no contesta y zafó de las preguntas molestas si hubiera que tenido que contar la vergonzante actuación de su jefe.

Telpuk dio por finalizad su carrera en la Aduana y tuvo dos extrañas propuestas laborales. Una, de colaborar con la CIA, el organismo de inteligencia yanky. La otra, que finalmente aceptó,  formar parte de la farándula local y posar desnuda para varias revistas.

El mexicano largó un par de risas etílicas imaginando lo que habrá hecho Uberti con esas imágenes, ya retirado del poder por culpa de ese vuelo que le afectó los sentidos. Y la impudencia de los que se creen eternamente impunes.
Enviá tu comentario
Nombre
Comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.

Comentarios
6
telpuk | 01-09-2012 05:19
telpuk telpuk

q nota mas buchona q no agrega nada de informacion nueva. cada vez mas jorge rial estamos

sandoz | 30-08-2012 13:43
sandoz sandoz

Sexo, droga, rock and roll y valijas con dinero es para una porno mala, y lo hacen los funcionarios kirchneristas.

lemos | 30-08-2012 13:18
lemos lemos

Si Uberti jode con esta chica, los aeronauticos lo cortan con menos diez...

Carmen | 30-08-2012 12:24
Carmen Carmen

SON HIJOS DEL MISMO DIABLO

Carlson | 30-08-2012 12:18
Carlson Carlson

Que lindos funcionarios tenemos. Que se puede esperar.

Seguí leyendo...