miércoles 18, septiembre 2019 | Actualizado 08:11
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

A dos semanas de las PASO, las propuestas de los principales candidatos para salir de la crisis

28/07/2019 09:50 hs
Los equipos de Mauricio Macri y Alberto Fernández les sacan punta a las promesas para solucionar problemas como inflación, desempleo y pobreza.
Faltan dos semanas exactas para las elecciones primarias que servirán como gran encuesta nacional para los que pelean arriba y para el descarte de los que queden debajo del 1,5% de los votos del total de electores. La campaña va subiendo de tono, pero es moneda corriente escuchar que los candidatos no tienen propuestas. Un relevamiento de Clarín demuestra que los equipos técnicos tienen ideas elaboradas sobre los tópicos que más preocupan a los ciudadanos, más allá de que no aparezcan en primer plano en el discurso electoral.

Cómo salir de la crisis económica es el intríngulis que manejan en la mayor reserva los comandos de campaña. La consulta a las fuerzas con más chance giró en torno a qué harían, de ganar las elecciones, en materia de políticas de precios, cambiaria, deuda, producción, empleo, contención social, relación con el mundo y seguridad. Aquí las respuestas:

Inflación

Desde el macrismo sostienen que en el país es crónica. Y que primera vez en mucho tiempo, la gestión de Cambiemos hace "un trabajo necesario" para bajarla "sin atajos ni soluciones a medias". La receta -que se mantendrá si Mauricio Macri es reelecto- consiste en "equilibrio presupuestario" y una política monetaria como la que lleva adelante el Banco Central y que permite una desaceleración paulatina del índice de precios.

El kirchnerismo, en cambio, promete "convocar a una mesa de concertación de precios y salarios" tendiente a generar "un proceso de freno a la inflación", que contemple acuerdos sobre producción, tecnología, productividad y empleo de calidad. Hablan de "trabajar en la articulación entre el crecimiento, la baja de la inflación, la mejora del salario consistente con el aumento en la producción y la productividad y la recuperación del valor de nuestra moneda".

Dólar

Para el Gobierno, la suba del tipo de cambio es síntoma de la falta de confianza en el peso. Lo adjudican a medidas pejudiciales, como el cepo o las confiscaciones. La idea es que en un furturo los argentinos operen sólo en pesos, partir de una política cambiaria "responsable" de parte del Central. Se daría así con continuidad al régimen de tipo de cambio flotante y competitivo, con un mercado financiero que permita "volver a ahorrar en pesos".

El plan de Alberto Fernández consiste en "aplicar una política monetaria y fiscal consistente, que evite la inestabilidad del tipo de cambio, donde se busque el equilibrio fiscal sustentado en el crecimiento y buenas reglas de gestión intertemporal".

Producción

"Convertirnos en un país exportador es parte central del modelo económico", dicen en el macrismo.En ese sentido, apuestan a un schock de crecimiento a partir del acuerdo con la Unión Europea. Los motores serían, de acuerdo a esa visión, la agroindustria, la energía, el turismo y la economía del conocimiento.

Desde el Frente de Todos plantean "poner en pie al aparato productivo, desarrollarlo, diversificarlo y dotarlo de una productividad que lo haga competitivo". Para ello, darían prioridad a proyectos que incrementen las exportaciones y sustituyan importaciones, con un régimen especial de inversiones en petróleo y gas, sobre todo para Vaca Muerta.

Empleo

Las usinas de Juntos por el Cambio sostienen que "la clave va estar en generar una estrategia de diálogo con las centrales obreras y el sector empresario, que nos permita actualizar parte de nuestra legislación laboral". Con todo, evitan hablar de reforma laboral. También analizan medidas para afrontar lo que consideran "los principales desafíos del mercado de trabajo: la informalidad y el cambio tecnológico. La soluciones pensadas son la baja de impuestos al trabajo y "la reducción de los costos extra salariales que quitan competitividad".

Los K pretenden "otorgar incentivos a empresas condicionados al mantenimiento de la plantilla de personal" y proteger las remuneraciones a partir del fortalecimiento del Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil. Si Alberto gana, Trabajo volvería a tener jerarquía de ministerio. También proponen avanzar con una medida para "desdolarizar las tarifas" que, además, "seguirán el ritmo de los salarios y los ingresos".

Deuda

Los técnicos del PRO justifican el endeudamiento en la necesidad de afrontar "un déficit de casi 4 puntos del PBI". Se jactan de haber pasado al equilibrio primario proyectado para este año. Aunque admiten que dos tercios de los fondos recibidos se usaron para pagar o mejorar las condiciones de deudas anteriores, consideran que el nivel de deuda "es razonable" y que con un presupuesto equilibrado o superavitario, "el peso de la deuda será cada vez menor". No hablan de renegociar con el FMI.

"La situación de violenta inestabilidad financiera, generada por el sobreendeudamiento, requiere acuerdos amplios con los acreedores", afirman los cerebros del Frente de Todos. Argumentan que debe contemplarse "la necesidad de garantizar un proceso de crecimiento inclusivo como único recurso para poder afrontar los compromisos externos e internos". También proponen avanzar con una medida para "desdolarizar las tarifas" que, además, "seguirán el ritmo de los salarios y los ingresos".

Planes sociales

En la Rosada aseguran que en tres años y medio transformaron los programas sociales en "puentes puentes hacia la inserción laboral", dejando atrás el modelo asistencial y el clientelismo político. "Para incrementar la inclusión laboral de los beneficiarios es necesario profundizar la articulación con el sector privado", es la apuesta a futuro del macrismo.

El eje del Frente de Todos será "impulsar políticas de atención a la primera infancia y planes para niños y adolescentes, con el objetivo de para integrar a 1.500.000 de jóvenes expulsados del mundo educativo y laboral". También analizan crear un sistema masivo de créditos a tasas bajas para desendeudar a las familias.

Relación con el mundo

El macrismo se jacta de haber reinsertado al país "en la escena global". Insiste en rechazar la idea de "vivir con lo nuestro". Por ese motivo, apuntará a acelerar la integración al mundo con la consigna de que se trata de "una oportunidad y no una amenaza". Buscará concretar el ingreso en la OCDE y mantener "un diálogo constructivo" con todos los países.

Para los equipos de Alberto Fernández, al tope de la agenda exterior se encuentra la necesidad de "retomar con firmeza y constancia la defensa de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas, el Atlántico Sur y la Antártida". También la de "volver a ser un miembro activo en los foros multilaterales y promover la integración regional y la relación estratégica con nuestros vecinos, en especial con Brasil, para alcanzar un desarrollo sustentable".

Seguridad

El oficialismo sostiene que encontraron fuerzas de seguridad "desmotivadas, sin un mandato claro y sin coordinación con el Poder Judicial y las fuerzas provinciales". Y que para acentuar las mejoras que se adjudica -sobre todo en la lucha contra el narcotráfico- debería sancionarse el nuevo Código Penal y ampliarse el programa Barrios Seguros.

Desde el kirchnerismo promueven "una política de seguridad democrática y protectora". Más la creación de un Programa Federal Policial dedicado a brindar protección laboral, de salud y educación al personal de las fuerzas de seguridad federales.

Fuente Clarín

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...