miércoles 18, septiembre 2019 | Actualizado 08:39
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La sobreviviente del accidente fatal en el que está involucrado El Pepo contó que venían tomando vodka

22/07/2019 13:32 hs
Romina Candias, corista de la banda, declaró que hicieron una parada para comprar alcohol y que lo consumieron durante el viaje en el que el cantante manejaba.

Detenido de forma preventiva e internado en el Hospital Municipal San Roque de Dolores, la situación de Rubén Darío Castiñeiras -más conocido como El Pepo- se sigue complicando. A los datos recabados hasta el momento por la fiscalía, se sumó la declaración de una testigo que asegura que en la camioneta Honda CRV blanca que conducía Pepo la madrugada del sábado y despistó y volcó, lo que provocó la muerte del trompetista Nicolás Carabajal y el mánager de la banda, Ignacio Abosaleh, venían consumiendo alcohol.


Así lo aseguró el fiscal general de Dolores, Diego Escoda. Se trata de Romina Candias, corista de la banda, quien era una de las ocupantes de la camioneta. "Está la declaración de la testigo, que narra pormenorizadamente dónde se compró el acohol, y que hicieron en el transcurso del viaje. Declara respecto de esto y concretamente alude a vodka", precisó el magistrado. 


Hasta ahora, es el único dato preciso que se tiene sobre el estado de El Pepo al momento del accidente ocurrido a la altura del kilómetro 8,500 de la ruta provincial 63, hacia la Costa Atlántica. Sudece que si bien el mismo sábado se había ordenado hacerle un control de alcoholemia al cantante después del vuelco, eso no fue posible ya que, por causas que las autoridades no pudieron explicar, no había un solo alcoholímetro entre Dolores y Chascomús.


Lo que hicieron fue extraerle muestras de sangre y orina, que serán peritadas para determinar si el cantante había consumido algún tipo de sustancia. "Hasta el momento no tenemos la pericia técnica, que se va a desarrollar en esta semana. A más tardar la semana que viene vamos a tener los resultados de la prueba de alcohol y de tóxicos. Pero lo cierto es que hay una testigo que declaró que él venía consumiendo alcohol", repitió Escoda.


Castiñeiras está imputado por "doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas", figura que contempla una pena de 3 a 6 años de prisión. Aunque la mayoría de las sentencias referidas a siniestros viales resultan excarcelables, en ste caso puntual otro podría ser el final.


"Teniendo en consideración que él tiene antecedentes penales condenatorios con declaración de reincidencia, permite inferir razonablemente que de recaer en una sentencia condenatoria en esta causa, va a ser de carácter efectivo", adelantó Escoda.

 

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...