lunes 19, agosto 2019 | Actualizado 09:04
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Pedirán prisión preventiva y la pena máxima para el conductor que atropelló borracho a un ciclista y huyó

18/07/2019 14:48 hs
Adriana Bellavigna confirmó que, de llegar a juicio, solicitará cuatro años de cárcel efectiva para Miguel Ivanovich. Y dejó en claro que para ella "un vehículo es un arma".

En la madrugada del miércoles, Miguel Ivanovich, de 28 años, manejaba borracho y a altísima velocidad por la Av. Francisco Beiró, a la altura de Devoto, cuando embistió a Sebastián Devoto, un playero de 37 años que se dirigía a su lugar de trabajó en bicicleta.


Lo levantó por el aire, provocó que el hombre golpeara de lleno contra un árbol y se dio a la fuga. A las pocas cuadras, fue detenido tras un segundo choque que protagonizó con otro auto, y allí se comprobó que estaba alcoholizado.


El caso recayó en la fiscal penal, contravencional y de faltas porteña Adriana Bellavigna, quien confirmó que, de llegar a juicio, pedirá la pena máxima que aplica para este tipo de delitos, que es de carácter efectivo, además de solicitar la prisión preventiva. Ivanovich está acusado de lesiones culposas.


"La pena prevista pese a la reforma (del Código Penal) es de 2 a 4 años de prisión. Para mí, por la gravedad de este hecho y por la concurrencia de agravantes en las que incurre esta persona está más cerca del máximo que del mínimo, con lo cual para mí será una pena de cumplimiento efectivo. Entonces con estas características voy a pedir la prisión preventiva de este hombre", expresó Bellavigna en diálogo con el canal de noticias TN.


La magistrada, además, dejó en claro su postura respecto a este tipo de siniestros. "En mi rol de acusadora y de representante de la sociedad yo quiero que esto llegue a juicio con una pena alta. Uno no puede conducir un vehículo que es un arma a una velocidad excesiva y con alcohol en sangre. Hay que ser severos con este tema, porque una persona alcoholizada hace un desquicio", resaltó. 

 

Bellavigna apunta que Ivanovich "tiene casi todo el catálogo de agravantes: iba ebrio con 2,14 de alcohol en sangre, con exceso de velocidad, se dio a la fuga y no socorrió a la víctima. Y lo detengo por un hecho posterior de lesiones leves, que es por el que se produce la detención".


Con todas estas pruebas, muchas de las cuales fueron aportadas por las imágenes que tomaron los domos de la Ciudad, la fiscal es rotunda en su resolución: "En caso de una condena, yo voy por todo. Y sí, tengo una opinión formada: un auto es un arma", reafirmó.

 

Por estas horas, Devoto fue intervenido por daño cerebral y pelea por su vida en el Sanatorio Finochietto. Ivanovich está detenido en la Alcaidía de la Comisaria Comunal 6 de Caballito, a la espera de que se resuelva si situación.


A raíz del hecho, se conoció que sobre este hombre, miembro de la comunidad gitana, recae un largo historial de infracciones al volante (acumula 22 que incluyen excesos de velocidad en avenidas y autopistas de la Ciudad), registros de conducir de varios distritos y una intensa actividad en la compra y venta de autos.


Su accionar imprudente excede los límites porteños, puesto que también carga con actas en territorio bonaerense por, entre otras cosas, cruzar con las barreras bajas en Hurlingham. Esto lo llevó a tener multas por más de $ 54.570 en Capital y por otros $ 85.350 en Provincia, según los registros que figuran en Internet.


Muchas de ellas figuran sobre el dominio del auto que manejaba alcoholizado, un Volkswagen Gol gris. Para José Novello, su abogado defensor, éstas últimas no corresponden a Ivanovich, ya que el vehículo lo compró hace dos meses.


"Voy a pedir la excarcelación porque el delito es excarcelable, y mi cliente es una persona excarcelable porque no tiene ningún antecedente. Esto de estar preso no es el castigo. Ante el hecho más grave viene un asesino a sueldo y no es para castigo la cárcel, es para resocialización. Y si no, agarren las Constitución, cambien el artículo 18 y pongan 'cárceles para castigos", manifestó el letrado en polémicas declaraciones a la prensa. 

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...