domingo 15, septiembre 2019 | Actualizado 23:32
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
¡Arde Tele!

Felipe Pettinato desmintió a su hermana Tamara: "Soy un adicto, pero no un drogadicto"

15/07/2019 15:10 hs
El actor estuvo cinco días en terapia intensiva, en tres de los cuales perdió el habla: "Pudo derivar en un ACV".
"Estoy de 10. Bueno, de 9".

Hace diez días que Felipe Pettinato fue internado en la clínica Suizo Argentina. Según explicó en ese entones, fue contra la voluntad del actor que luego fue trasladado a otra clínica privada.

"No es un centro de rehabilitación. No estoy en rehabilitación. Estoy en recuperación", fue lo primero que aclaró el hijo de Roberto Pettinato en una entrevista telefónica en Los Ángeles de la Mañana, después de que su hermana Tamara revelara en televisión que tenía "problemas de adicción".

"Admito que soy un adicto. Lo asumo. Pero no soy un drogadicto", agregó el joven imitador de Michael Jackson cuyo diagnóstico fue "personalidad adictiva". "Por eso dije que soy un adicto, pero no un drogadicto", insistió.

Sin poder detallar el tratamiento que está haciendo en la clínica, Felipe respondió que está en recuperación. "Tengo que recuperarme para mejorar varios aspectos de mi vida. Quiero ser mejor padre, más sano...", dijo el padre de Juana Michela, de 10 meses, fruto de su relación con Sofía Colasante.

Al respecto, tampoco pudo determinar si sigue en pareja con la madre de su beba. "En la internación estoy abordando temas de pareja. Pasé de dormir con mi mujer a dormir con un señor que se llama Rubén", detalló quien también está trabajando con una profesora de canto. "Estoy vocalizando y haciendo respiración diafragmática, cosa que no podía hacer antes de la cirugía y me afligía mucho".

Luego explicó que durante sus shows como imitador de Michael Jackson le sangraba mucho su nariz -que se operó ocho veces-. "Tenía inconvenientes para respirar. Me sangraba cada dos o tres horas".

Por su parte, explicó por qué no quiso que su padre Roberto Pettinato lo visitara durante la internación. "No quería ver a mi papá porque no me estaba viendo regularmente con él. No me parecía copado que venga corriendo porque estaba en terapia o porque estaba en televisión. Yo no estaba en condiciones", manifestó Felipe, y agregó que estuvo cinco días en terapia intensiva en tres de los cuales perdió el habla: "Pudo derivar en un ACV".


Enviá tu comentario