jueves 22, agosto 2019 | Actualizado 16:42
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La historia del arquero Gastón Monzón: de jugar con Messi en la selección a no tener plata para mantener a sus hijos

15/07/2019 11:18 hs
Qué fue de la vida del ex guardameta de Huracán que quedó marcado tras la final contra Vélez por el Clausura 2009.

Gastón Monzón, recordado por ser el arquero de Huracán durante la campaña en 2009 en el que los dirigidos por Ángel Cappa perdieron una polémica final con Vélez para definir al campeón del Torneo Clausura de ese año, atraviesa un difícil momento. Lejos del esplendor que lo llevó a ser pretendido por grandes como Boca y River, el guardameta busca club luego de algunas temporadas en el Ascenso para poder mantener a sus hijos.


El guardameta, que debutó en Huracán a los 19 años, supo ser sparring de la Selección en 2006 luego de varios años de buenas actuaciones en las juveniles del club de Parque Patricios. Allí compartió entrenamientos con un joven Lionel Messi: "Ya era un crack, un fuera de serie. Tenía un yoyó en el pie", dijo en diálogo con Infobae.


Pero lejos están esos años de gloria. Luego de algunas temporadas regulares en Huracán tras la final perdida, decidió probar suerte en el exterior pero finalmente recaló en el Ascenso argentino, donde vistió las camisetas de Tristán Suárez y últimamente en Lamadrid, en la Primera C.


En la actualidad, con 32 años, Monzón busca club para poder mantener a sus mellizos Amadeo y Lito, quienes padecen TEA (trastorno del espectro del autismo). Aunque los ingresos de un futbolista del ascenso no son suficientes, también se solventa con algunas inversiones propias.


En esta situación, el arquero no pierde la oportunidad de aconsejar a sus compañeros de plantel más jóvenes para que no se descarrilen: "Les recomiendo invertir en la familia, no solamente con dinero sino en tiempo y dedicación. Todos están en la foto del campeón pero un día se corta eso y hay que saber cómo manejarlo".


Sobre sus deseos para lo próximo, concluyó: "Quiero que mis hijos me vean jugar y que mi esposa disfrute de verme salir campeón o lograr un ascenso, no me importa la categoría".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...