miércoles 17, julio 2019 | Actualizado 14:05
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Homenaje a Oscar "Hueso" Halle, un formador que dejó huella

11/07/2019 23:00 hs
Le gustaba entrenar duro y ganar, pero más aún divertirse. Fue un cultor de eternos terceros tiempos después de las prácticas en los días de semana.
Oscar "Hueso" Halle fue uno de los más reconocidos entrenadores de rugby en nuestro país y fue el presidente de Interlock, la empresa que administra DiarioVeloz.com. Trabajó hasta el último día con alegría y dedicación. Falleció el pasado 28 de junio a los 83 años después de sufrir un ACV.

En Belgrano Athletic, su club, dirigió desde la Primera hasta cuanta división hubo. Lo hizo hasta los 81 años. Siempre, como tantísimos otros en la historia del rugby de clubes, de modo voluntario. Su ciclo final estuvo vinculado con los Menores de 15 junto a su hermano de la vida, Eamon Horan. 

Le gustaba entrenar duro y ganar, pero más aún divertirse. Fue un cultor de eternos terceros tiempos después de las prácticas en los días de semana. 

En el entierro, al cual acudieron decenas de amigos del rugby de todo el abanico de clubes, su hijo mayor, Diego, leyó una carta junto a su otro hermano y sus dos hermanas, en la que decía: "Se nos infla el pecho cuando nos dicen: '¿Sos el hijo del Hueso?'. Inmediatamente sigue un '¡qué fenómeno tu viejo!' Lo dicen los chicos, los grandes, los de Belgrano, los del CASI, los de Italiano, los de CUBA, los del SIC, los de los clubes del Interior, el encargado de tu edificio y el del club, tus compañeros del trabajo, los de bochas. Todos te quieren".

Halle se ganó el respeto por sobre todas las cosas. En este momento de esplendor del rugby argentino con la actuación fantástica de Jaguares, Halle sirve de ejemplo para destacar lo que significa el rugby de clubes para la Argentina. Esa base indispensable sobre la cual después se construye la historia. En el rascacielos que hoy se levanta con el profesionalismo, hay unos 10 primeros pisos que le pertenecen a los clubes y luego otros tantos a los que a lo largo de más de 100 años (la UAR está cumpliendo 120) mantuvieron viva la leyenda de la camiseta celeste y blanca. Cuando se habla de un proceso de 4 años para Jaguares y 11 para lo que es el campo asalariado, debe irse mucho más atrás, porque en ese camino nada se podría haber hecho sin los clubes.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...