lunes 22, julio 2019 | Actualizado 12:53
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Grabois le reclamó a Cristina Kirchner que en las listas K "no hay pobres", sólo "candidatos cool"

10/07/2019 18:01 hs
El dirigente social le dijo que el aparato político actual (de todos los partidos) rechaza a los "trans, indios y pobres pero acepta lo 'cool progresista'".
Juan Grabois terminó enojado con los cierres de listas.

Es que a su esquema político (el Frente Patria Grande) le "pagaron" con dos candidatos entrables solo en la Ciudad de Buenos Aires y nada, en la Provincia mayor, donde el dirigente social pretendía lograr que dos dirigentes de los sectores populares accedieran a los Parlamentos.

Por eso, Grabois hizo llegar sus quejas a la propia Cristina Fernández de Kirchner, la pre candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos pero verdadera jefa de ese espacio político. Desde el entorno del joven dirigente negaron a Clarín que hubiera sido mediante una carta pero sí reconocieron que hubo charlas sobre el tema con la ex Presidenta.

El dirigente social tiene "derecho de picaporte" con Cristina y ha mantenido más de una charla desde el 22 de junio, fecha límite para la inscripción de precandidatos para las PASO.

Lo que logró Grabois y su fuerza en ese cierre fue lo siguiente: Itaí Hagman quedó como 3er. candidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires y la joven Ofelia Fernández, también en el 3er. lugar pero en la carrera para la Legislatura porteña.

En cambio, en provincia de Buenos Aires, los candidatos de Grabois terminaron en el puesto 21 y 26: Federico Faggioli es un dirigente joven que vive en una villa (el barrio Pueblo Unido) de Glew, partido de Almirante Brown, y Natalia Zaracho es una cartonera de Villa Fiorito, quienes accedieron a lugares sin posibilidades.

"A los candidatos 'cool' los aceptan, a los pobres no", se lo escuchó refunfuñar a Grabois en el búnker K mientras subía las escaleras para verse con CFK.


El dato "cool" es en referencia a que Hagman es un joven y destacado economista de buen aspecto para el público porteño y que la joven Ofelia es una alumna del "Pelle", el Pellegrini, colegio preuniversitario de la clase media progresista. En cambio, Zaracho y Faggioli son "pobres", procedentes de sectores sin recursos y que viven en barrios populares.


En las filas de la CTEP y el MTE -organizaciones sociales donde Grabois milita- dicen que el joven abogado es calentón: "Se enoja fácil, él reconoce que es un defecto suyo. Pero a las semanas, se le pasa". Así, justifican que hoy, el dirigente social ya se "desenojó" con el cierre que manejaron Cristina, Alberto Fernández y La Cámpora, más allá de que sigue sosteniendo que "todo el sistema político evita mostrar a los pobres".


"El aparato político de todos los partidos invisibiliza a los pobres, los trans y los indios pero acepta lo 'cool progresista' porque eso le lava la cara", también ha dicho Grabois en el Patria, el petit hotel que oficia de búnker K en la zona de Congreso.


Un dato de los cierres de listas de este mes de junio es que las distintas organizaciones sociales no han sido tenidos en cuenta por los K para los lugares expectables. Un caso concreto es el de Barrios de Pie, donde Victoria Donda no consiguió colar a Daniel Menéndez -su referente social- en la nómina bonaerense de Diputados. Por otro lado, la mujer no tiene un lugar destacado en Capital: 4ta. en la lista (buscaba ser 2da.), tampoco fue considerada en la fórmula porteña, donde finalmente será Gisela Marziotta la que secundará a Matías Lammens.


En el entorno de Grabois señalan que para el titular de la CTEP "no hay contradicción entre Crítica y Compromiso: por eso, sostiene convencido que no hay nueva política si se oculta a los pobres".


Grabois se mostrará activo durante la campaña pero a través de movilizaciones sociales, como la de este martes donde chocó con las fuerzas policiales porteñas quienes impidieron la instalación de ollas populares y una "carpa refugio" para indigentes.


En esa pulseada política, seguirá vigente la idea del abogado y dirigente de que se cree un Ministerio de la Economía Popular, que reemplace al actual de Desarrollo Social y cuya silla principal desea el fervoroso amigo del Papa Francisco.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...