domingo 15, septiembre 2019 | Actualizado 04:28
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La bailarina que denunció a Miguel Ángel Cherutti hablaba en vivo y el humorista llamó al programa para defenderse

04/07/2019 19:47 hs
Melissa Brikman contó en Intrusos la situación que habría vivido hace 17 años cuando él la contrató para un show. En ese momento, el artista llamó al programa.

Melissa Brikman denunció públicamente y ante la Justicia por abuso a Miguel Ángel Cherutti por un hecho que habría ocurrido en el 2003 cuando el humorista la contrató para un show que brindó en El Calafate. En el piso de Intrusos, ella relató su versión de los hechos y él sorprendió al teléfono, se defendió y dijo que ya le había iniciado acciones legales.


"Me animé a contarlo después de 17 años, fue un caos después de eso mi vida", dijo, y comenzó: "Lo tenía guardado. En ese momento tenía 18 años, estudiaba teatro y me vino a ver (Cherutti). Me dijo que quería hablar conmigo y que le pasara mi teléfono por un espectáculo".


      Embed


Días más tarde, se juntaron: "En la semana voy a la casa, que no era la casa, era un lugarcito que seguro alquilaba para este tipo de castings, me dijo que me sacara la ropa, que quedara en bombacha y corpiño, pensé que era normal. Esto fue con él solo, era en el centro a cuatro cuadras del teatro. Me dijo que quería verme bailar, yo lo tomé como que estaba en bikini".


Según su relato en diálogo con Jorge Rial, en ese momento el actor se tuvo que ir al teatro y le dijo que lo esperara: "Me quedé tres horas encerrada. Volvió y me pidió un remis y me dijo que estaba contratada. Me estaba probando a ver si era sumisa. Yo ahí estaba tranquila, estaba cumpliendo un sueño".


Luego de aquel "casting", como lo definió Melissa, fueron a El Calafate a hacer el show. Todos se hospedaron en el mismo hotel, ella compartió habitación con una colega: "Estando allá me toca la puerta y me dice 'soy Miguel, vení que vamos a hablar algo del pago'".


      Embed


"Voy y cuando entro, la tenía afuera, estaba con el pantalón bajo, un jean azul oscuro y me dice 'vení, chupámela, ¿sabés quién soy yo?'. Después me pone en la cama, me siento y me hace chupársela y me dice 'dale, nenita, la vas a pasar bien conmigo, esto queda entre nosotros dos', y yo diciéndole que la señora estaba embarazada de su último hijo. No le importó nada, le decía que 'basta'. Me penetró, hizo todo lo que tenía que hacer", continuó su relato, y dijo que luego de eso regresó a su habitación y se bañó: "Me sentía sucia".


La bailarina recordó que eso fue alrededor de las ocho de la mañana y que esa noche fueron a cenar y que él le preguntó si estaba bien. Respecto a su compañera de cuarto, cuyo nombre prefirió no dar, dijo que no habló del tema: "No me daba mucha bola. Ella dormía cuando él me llamó".


Al volver a Buenos Aires, Melissa le contó a su hermana lo sucedido, que le dijo: "Es Miguel Ángel Cherutti, nadie te va a creer, ya Dios se va a encargar". Tras aquel viaje, la bailarina "dejó todo", dijo en referencia a que no volvió a trabajar en medios. También se lo dijo a una profesora del secundario de la cual se había hecho muy amiga, y ante la pregunta sobre si ella le recomendó hacer la denuncia, dijo que no, y agregó: "Si hubiera sido en el momento actual... hoy me siento más respaldada. Fue muy traumático, no volví nunca más a ser la misma".


Casi sin previo anuncio, Rial presentó a Cherutti, que estaba al otro lado del teléfono, mientras su denunciante permanecía sentada en el piso. "Simplemente hablo por respeto a vos", le dijo el actor al conductor, y agregó: "Quería decirte que mejor cortar hasta que la Justicia decida qué juzgar. Hace 17 años, no me acuerdo de esta persona, a El Calafate he ido muchas veces, he ido con bailarinas. Por el bien de mi familia y de mi trabajo, es una barbaridad, dejemos que la Justicia diga quién tiene razón y quién miente y se va a saber la verdad".


Además pidió "no hablar de lo anterior",  en referencia a las denuncias mediáticas que se hicieron hace años. "¿Iniciaste acciones legales contra ella?", preguntó el anfitrión del ciclo, a lo que él afirmó: "Por supuesto, esto hay que cortarlo de cuajo, no me parezco en nada a lo que se dijo, respeto a la mujer y no hay ningún antecedente. Ya inicié que se manden cartas documento para que esta persona no hable más de mí y no me nombre".


Al terminar Cherutti su exposición y cortar el teléfono, Melissa agregó: "Es un caradura, me da mucho asco que mienta, que pueda defenderse de algo que sabe y me conoce y se acuerda bien. Que ponga la Justicia que quiera, yo tengo mi verdad".

Enviá tu comentario