jueves 18, julio 2019 | Actualizado 10:11
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La torre 412, el elemento clave que pudo haber evitado el apagón del domingo en todo el país

19/06/2019 07:51 hs
La torre está en proceso de relocalización a tierra firme, ya que está en riesgo de colapso, luego de que el agua comiera la base donde está situada.

Al terminar de cruzar, camino al norte, el puente Justo José de Urquiza, que une la provincia de Buenos Aires con la de Entre Ríos, está la pequeña despensa de Daniel, que vende desde pan y queso, hasta carnada para pescar. Tras un bocinazo, el dueño sale de su local y muestra el camino para llegar a "La Torre", conocida en la zona por el camping que lleva su nombre, situado abajo de la torre de transmisión de alta tensión 412.


Desde el domingo, esta estructura cobró notoriedad luego del apagón que dejó a oscuras a casi todo el país, salvo Tierra del Fuego y otras pocas localidades. La responsabilidad no fue de la torre puntualmente, pero su nombre figuró en los informes preliminares de Cammesa -la empresa estatal encargada del despacho de energía- para explicar por qué la red Colonia Elía-Nueva Campana estaba fuera de servicio.


Por su parte, la línea de transmisión paralela, Colonia Elía-Belgrano, sufrió un cortocircuito y también quedó "desenganchada". "Este debilitamiento anormal de la red de transmisión posiblemente desestabilizó las centrales de Yacyretá y Salto Grande y se perdieron sus aportes [alrededor de 3700 MW de energía]", dijeron en Cammesa. El problema tendría que haberse encapsulado en esa zona, pero por un error que se desconoce, se apagaron todas las generadoras para proteger el sistema de interconexión.


La torre está en proceso de relocalización a tierra firme, ya que está en riesgo de colapso, luego de que el agua comiera la base donde está situada, a orillas del río Paraná Guazú. Transener, la empresa encargada del transporte eléctrico, resolvió desmontarla y montar una nueva 100 metros más adentro. Los trabajos comenzaron el Jueves Santo, el 18 de abril último, pero la decisión de llevar adelante este proyecto se tomó en 2015, cuando ya los técnicos notaban que el caudal del río estaba en crecida.


Desde lejos se pueden ver ocho técnicos colgados en la parte de arriba de la torre, a casi 97 metros de altura, en pleno proceso de desmontaje, y desafiando al viento que corre al borde del río. Abajo está el resto del grupo, con cascos de protección, y una ambulancia estacionada por cualquier incidente.


Se trata de los empleados de Tel3 Ingeniería, la empresa de Pecom, del Grupo Perez Companc, que lleva adelante los trabajos para el corrimiento de la estructura. Otra compañía del empresario Gregorio Perez Companc había estado a cargo de construirla hace 40 años junto con Techint. Se trata de SADE, que en 1999 fue vendida al grupo sueco Skanska y que en 2015 Pecom volvió a comprar.


La nueva torre 412, más alta, de 127 metros de altura, ya está levantada, pero todavía no está en servicio. Aún quedan 10 días más de trabajo para finalizar el desmontaje de la vieja estructura y terminar de colocar el tendido en la nueva, por donde corre la electricidad.


El jueves 28 próximo debería estar la obra terminada, que es cuando finalizan los 70 días que les dieron para realizar la relocalización. Ambas torres se pueden ver desde el puente de la ruta 12, a la derecha, mano al norte, a la altura del kilómetro 114. También se puede observar una tercera estructura, que tiene la línea de transmisión paralela.


Según el cartel de dos metros que está sobre el camino hacia la zona del desmontaje, la obra "Corrimiento de la estructura de la Torre 412 línea 500 Kv 5CACE1" figura en el expediente como licitación pública nacional 27.510, y tiene un costo de $53.788.901,13 o US$1.693.299.


Para llegar al camping La Torre, cerrado por "trabajos en torre de alta tensión", como figura en un cartel a la entrada, el camino mejorado cruza dos veces por debajo del puente Urquiza -el segundo que hay camino a Entre Ríos luego del Zárate-Brazo Largo.


Si se sigue de largo, está el barrio Yacht Club, un complejo de cabañas con salida al río para amarrar las lanchas. Toda la zona está ambientada con un único objetivo: salir a pescar.


Sobre el río Paraná Guazú se pueden capturar pejerreyes, bogas y carpas. Ni las embarcaciones con contenedores arruinan los planes de los pescadores. El río, que tiene un ancho de hasta dos kilómetros y desemboca en el Río de la Plata, es el principal canal por donde sale la carga de soja de Rosario.


(Fuente: La Nación)

 

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...