domingo 15, septiembre 2019 | Actualizado 08:56
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Así fue el primer día de Rocío, la única sobreviviente de la fatal persecución en Monte

15/06/2019 10:35 hs
La adolescente de 13 años volvió a su casa tras 25 días internada. Cómo fueron las primeras 24 horas con su familia y amigos.
"Ro: sos una guerrera", dice la bandera que cubre la mitad del frente de la casa en la que Rocío Quagliarello (13) se recupera después de ser dada de alta el jueves del Hospital El Cruce de Florencio Varela. En la puerta, globos de todos los colores decoran de entrada. Para la familia y los vecinos de San Miguel del Monte, el regreso de la adolescente es una buena noticia dentro del horror y la conmoción que vive la ciudad tras la masacre del 20 de mayo pasado, en la que cuatro chicos fueron asesinados. Rocío fue la única sobreviviente.

Este viernes, una ambulancia del SAME debió visitar la casa de la tía donde está pasando Rocío sus primeras horas de alta. La adolescente amaneció con algún malestar y recibió asistencia médica. Pero ya está bien.

Luego de la persecución fatal a los tiros de al menos dos patrulleros al Fiat 147 en el que iban los chicos, el auto chocó contra un camión. Rocío estuvo diez días inconciente y sufrió múltiples fracturas en sus piernas y la mandíbula. Sus amigos, Camila López (13), Aníbal Suárez (22), Gonzalo Domínguez (14) y Danilo Sansone (13), murieron casi en el acto.

Durante la mañana de este viernes varias personas pasaron por la casa en la que se encuentra Rocío, que está ubicada a una cuadra de la de Danilo. En las dos hay una consigna de Gendarmería ordenada por la Justicia. La mayoría de los que se acercaron preguntó cómo estaba y le dejó saludos. Los más íntimos entraron. 

"Rocío está bien. Ayer sintió toda la euforia y el cariño de la gente que la vino a acompañar. Ahora está tranquila y eso es lo que necesita, tranquilidad", dijo a Clarín un familiar muy cercano. "Hoy va a ser un día complicado", afirmó una de sus tías que salió de la casa. La familia agradeció la presencia de los medios y los vecinos, pero pidió reserva. 

En el barrio, todos recibieron con "alivio" el regreso de Rocío. "Pero acá no hay nada que festejar", dijo un vecino. Además de la recuperación médica, Rocío deberá afrontar la pérdida de sus cuatro amigos, especialmente la de Camila, que era como una hermana para ella.

El jueves, Gabriel González Villa Monte, director ejecutivo del Hospital El Cruce, confirmó que antes de darle el alta, el equipo médico y psicológico del hospital le contó a la nena lo que ocurrió en la masacre.

"Con los recaudos del caso que uno tiene en consideración, antes del alta le hemos informado lo que ocurrió y lo que había pasado con sus amigos", afirmó.

El médico explicó que Rocío, a pesar de las múltiples cirugías por las que atravesó, "se va muy bien, en adecuadas condiciones, aunque no puede caminar por las cirugías por fracturas a las que fue sometida". Para movilizarse en la casa en la que se encuentra Ro ahora, lo hace con la ayuda de una silla de ruedas.

La masacre de Monte ocurrió a las 00.50 del 20 de mayo pasado cuando los chicos daban una vuelta en auto por la laguna de Monte y empezaron a ser perseguidos por al menos dos patrulleros de la Policía Bonaerense.

La secuencia, que los policías involucrados todavía no pudieron explicar por qué se desencadenó, incluyó tiros y se extendió por varias cuadras de la ciudad. Terminó en la colectora 9 de Julio de la Ruta Nacional 3, donde el Fiat 147 Spazio que era conducido por Aníbal chocó contra el acoplado de un camión estacionado.

El hecho terminó con Gonzalo, Danilo, Aníbal y Camila fallecidos y Rocío internada de gravedad. Los agentes intentaron encubrir y limpiar en tiempo récord la escena del crimen. Incluso falsearon las actas del procedimiento. Todo se descubrió días más tarde con la difusión de una de las imágenes de las cámaras de seguridad del municipio en la que se ve a uno de los policías disparando contra el auto.

Las autopsias revelaron luego que una de las víctimas, Gonzalo, recibió un disparo en un glúteo.

Lo ocurrido derivó en un descabezamiento de la cúpula policial local y en una serie de marchas de familiares, amigos y vecinos de las víctimas, apoyados por distintas organizaciones sociales y políticas.

Por el caso fueron detenidos 12 policías y el secretario de Seguridad de San Miguel del Monte, Claudio Martínez.

Los policías detenidos y acusados por "homicidio doblemente agravado por abuso de su función como miembro de fuerzas policiales y por el empleo de armas de fuego" son el capitán Rubén Alberto García -quien es el que está filmado disparando-, los oficiales Leonardo Daniel Ecilape y Manuel Monreal y el subayudante Mariano Ibáñez.

En tanto, los oficiales imputados por "encubrimiento" son el subcomisario Franco Micucci, el teniente Héctor Enrique Ángel, el oficial inspector José Manuel Durán, la oficial subayudante Nadia Genaro y la oficial Melina Blanco; el oficial subinspector José Alfredo Domínguez y los oficiales Cristian Righero y Juan Gutiérrez.

Además, este miércoles fue desafectado de la Policía Bonaerense el comisario inspector Mario Ángel Mistretta (45), sospechado de haber sido partícipe de los hechos que se investigan, según confirmaron a Clarín fuentes del caso. Mistretta, que estaba a cargo de la Jefatura Comunal de San Miguel del Monte, iba a ser trasladado a Brandsen pero luego del rechazo de vecinos de las dos ciudades y de familiares de las víctimas, fue echado de la Bonaerense. 


Enviá tu comentario
Seguí leyendo...