miércoles 26, junio 2019 | Actualizado 11:23
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Cómo investiga la policía los delitos en la "Deep Web", lo que utilizaba el pediatra del Garrahan

30/05/2019 09:33 hs
Bases de datos de Interpol, órdenes de jueces y fiscales, datos de clientes de empresas y usuarios falsos en redes sociales.
Tras la detención de un pediatra del Garrahan por tenencia de pornografía infantil, una fuente de la División de Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia de la Policía Federal, que explicó que "a través de la base de datos que gira Interpol llegan los videos e imágenes con contenido pornográfico infantil y el número identificatorio para comenzar la investigación", explicó en diálogo con Perfil. 

La pornografía infantil es sólo uno de los tantos delitos que circulan por la Deep Web o 'internet oculta', es decir, una red secreta que donde no hay un control específico de lo que circula y a la que no se accede con los motores de búsqueda tradicionales. "Para acceder a la Deep Web se utiliza una aplicación que se llama Thor que, además se anexa con otras aplicaciones que lo que hace es ocultar la IP para que no pueda ser rastreado", aseguró el agente de la Policía Federal -que prefiere mantener su identidad en el anonimato-.  

Y continuó: "Lo que hace Interpol es verificar a qué país corresponde el material. Y cuando lo hace, remite el paquete investigativo a la Policía con el material probatorio y demás, a través de una base de datos que se llama ICSE, que es donde están cargados todos los videos e imágenes que fueron investigados por todas las bases de Interpol en todo el mundo". A partir de ese momento de la investigación, las fiscalías especializadas como en este caso, en ciberdelincuencia, hacen un "análisis de intervención".  

Y el fiscal pide a la División que realice notas de estilo a las empresas. "Es para que nos aporten datos de esa conexion, números de teléfono direcciones. Luego de esto, se realizan tareas investigativas para verificar si existe la persona", revela el investigador. Una vez que la División de Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia tiene los datos chequeados, hacen la solicitud al fiscal para hacer el allanamiento y este, se lo remite al juez.  

"En el allanamiento lo que se hace es secuestrar todo aparato donde haya almacenamiento de datos. Luego se realiza la pericia y el material, donde fue distribuido y demás. Podemos verificar dónde está con el numero hash o el metadata", relató. Por otro lado, la división investiga casos de grooming que son delitos que consisten en el acoso sexual y virtual a niños y adolescentes por parte de un adulto. El acosador simula ser un niño o niña a través de un perfil falso para establecer una conexión y control emocional con el fin de disminuir las inhibiciones de los chicos. En estos casos, la Policía Federal aplica lo que se llama "agente revelador" que es un usuario falso que está dentro en grupo de WhatsApp donde se distribuye material pornografico o una cuenta de Facebook para que una mayor de edad lo contacte y lo empiece a chantajear. 

"Hacemos la simulación de antemano, hablamos con la persona que realiza el grooming y luego procedemos a la detención de la misma", dijo.    

Con respecto al caso del Ricardo Alberto Russo, el pediatra de 55 años que trabaja en el Hospital Garrahan y está acusado de distribución y producción de pornografía infantil, está bajo la investigación de la Sección Ciberdelitos de la Policía de la Ciudad, que tiene jurisdicción en Capital Federal. En cambio, la División de Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia de la Policía Federal tiene jurisdicción en todo el país. 
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...