lunes 22, julio 2019 | Actualizado 00:12
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Horacio Conzi continuará con prisión domiciliaria pero le ordenaron que llame al silencio

28/05/2019 19:50 hs
La Justicia le pidió que no haga declaraciones ni en redes sociales. Para la hermana de Schenone, el fallo es "aberrante".

Horacio Conzi (59) seguirá preso en su casa. El empresario condenado por matar a Marcos Schenone (23) en 2003 continuará con el arresto domiciliario, y monitoreado por una tobillera electrónica, por sus problemas de salud. 

Así lo resolvió la Justicia de San Isidro al rechazar el pedido de revocación de ese beneficio que había presentado la fiscalía a instancias de la familia de la víctima.

En el fallo, al que tuvo acceso Clarín, la jueza de Ejecución Penal N°2 de San Isidro, Victoria Laura Elías García Maañón, reconoció que la medida puede generar "antipatía" pero explica que la fundó en los informes que avalan que los problemas de salud de Conzi no se pueden tratar en la cárcel.

Más allá de eso, la jueza le dio un tirón de orejas al Ministerio Público por haberse quejado sólo cuando la medida trascendió en los medios y advirtió a la defensa para que Conzi se llame a silencio y no ofenda a la familia de la víctima con declaraciones o publicaciones en redes sociales.

"Es aberrante y vergonzoso, estoy claramente defraudada por la Justicia, pero tendremos que apelar y llegar hasta el final", dijo María Eugenia Schenone, hermana de Marcos, tras enterarse de la decisión de la jueza García Maañón de mantenerle el beneficio al empresario condenado a 24 años y 9 meses de prisión, pese a que había roto la tobillera durante la domiciliaria y había posteado en Facebook que estaba "saludable 1000%".

Conzi accedió al beneficio porque padece "una arritmia cardíaca, específicamente una fibrilación auricular de moderada/alta respuesta ventricular, que presenta a nivel cardíaco leve dilatación del ventrículo derecho y severa dilación de ambas aurículas", según los médicos que lo revisaron. Requiere una terapia con anticoagulantes.

En la resolución, la jueza consideró que la patología que sufre Conzi, "más allá de opiniones personales o de especulaciones, fundadas en desafortunadas manifestaciones en redes sociales, ha sido debidamente constatada no sólo por el perito oficial interviniente sino también por los médicos del Servicio Penitenciario". En clara alusión a los dichos del condenado en su Facebook, red social que luego cerró al público tras las críticas.

La magistrada agregó que los peritos y los médicos "en todo momento han coincidido con el tratamiento que debía instaurarse en la persona de Conzi y la imposibilidad de hacerlo en el ámbito penitenciario". Y señaló que tomó la decisión "más allá de la antipatía que comprensiblemente pueda generar en el común de la gente la medida adoptada".

La jueza García Maañón le dedicó un párrafo al Ministerio Público en su resolución. "Cada una de las decisiones adoptadas por esta magistrada han sido convalidadas por la Vindicta Pública, quien durante la extensa tramitación de la incidencia, en momento alguno requirió ampliación de experticia, informes médicos o cuestionó las conclusiones a las que arribara el perito y en las que se fundara la suscripta para dictar los resolutorios consentidos y que ahora pretende se revoquen, llamativamente, luego de su trascendencia pública y mediática".

García Maañón instó a la defensa de Conzi, a su vez, a que se abstenga "de realizar cualquier declaración, publicación y/o manifestación que de algún modo pueda herir la sensibilidad y/o amenazar a familiares de la víctima". En caso contrario, podría, insiste, denunciarlo o revocarle el beneficio.

Tras la resolución, fuentes judiciales dijeron Télam que la fiscal María del Carmen Gigante apelará la medida. El pedido de revocación de la domiciliaria se había fundado en la publicación en Facebook que hizo Conzi, donde afirmaba estar "saludable 1000%", y tras detectarse que se había arrancado la tobillera con la excusa de que se le hinchaba el pie.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...