martes 25, junio 2019 | Actualizado 01:45
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Las contradicciones de los policías que están bajo sospecha por la tragedia en Monte

23/05/2019 12:17 hs
Además de los tres efectivos desafectados, otros siete hombres de la Bonaerense en San Miguel fueron notificados de la causa.

Quizás, en poco tiempo, ya no corresponderá hablar de un accidente. Esta mañana, el fiscal Héctor Bogliolo reveló que una herida de bala fue encontrada en el cuerpo de uno de los cuatro jóvenes que perdieron la vida en el todavía confuso hecho que ocurrió sobre la Ruta 3 en San Miguel del Monte. La bala entró por uno de los glúteos de la víctima, uno de los tres varones.


Poco después, el procurador provincial Julio Conte Grand confirmó la información. Había, efectivamente, un tiro en un cadáver, según información que consta en la causa que intenta dilucidar el hecho, investigada por el fiscal local Lisandro Damonte.


El Fiat 147 en el que viajaban Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13) y Danilo Sansone (13), todos oriundos de San Miguel del Monte, junto a Aníbal Suárez, nacido en Misiones (22), fue perseguido por un patrullero de la Policía Bonaerense. Lo ocupaban el subcomisario Julio Franco Micucci (36), en la nómina de pagos de la fuerza desde 2012, el capitán Rubén Alberto García (48), también en la nómina de la Bonaerense desde 2012, y el oficial Leonardo Ecilape, de 26 años, parte de la Policía de la provincia desde 2015.


Todos fueron desafectados por orden del ministro Cristian Ritondo, luego de versiones que indicaban que los policías no les habrían disparado sino que les apuntaron con una linterna. Ahora, la situación se endurece.


"Ritondo no les cree", asegura una alta fuente ministerial: "Es posible que los eche". Sus dichos frente a la división Asuntos Internos, para empezar, no resultaron convincentes: "Primero dijeron una cosa, después otra, seguramente por miedo de que los linchen. Dijeron que no los persiguieron, después del video dijeron que sí.  Lo que hicieron fue un exceso. Un Fiat 147 con cinco personas adentro. ¿Cómo no lo podían detener con el patrullero?".


El radio de sospechas también se amplía. Además de los tres desafectados, fuentes policiales confirmaron que otros siete efectivos que estaban en servicio en la comisaría local al momento del hecho fueron notificados formalmente por personal de Gendarmería de la existencia de la causa.

Micucci, García y Ecilape -con domicilios en zonas como San Martín, General Belgrano y Las Flores- por lo pronto, permanecen libres.


Los cadáveres de tres de las víctimas ya fueron retirados de la morgue policial de La Plata luego de sus respectivas autopsias. Sus resultados todavía se desconocen. Yanina, la madre de Camila López, por lo pronto, no fue informada de las causas de muerte de su hija. Los funerales de las víctimas comenzaron en San Miguel del Monte.


Las pericias balísticas del caso sobre las armas y el Fiat 147, aseguraron desde los organismos de seguridad, estarán a cargo de Gendarmería, lo mismo un relevo de cámaras de seguridad de la zona. El auto está en poder de la fiscalía del expediente.


Tres orificios observados en el chasis generaron cierta polémica en una foto que circuló en redes sociales, una sospecha de que podrían ser producto de disparos. Por lo pronto, peritos en Gendarmería no abonan esta teoría. Sin embargo, las partes del 147 ya fueron solicitadas para que sean estudiadas en laboratorio. 

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...