martes 25, junio 2019 | Actualizado 01:34
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Habló el testigo que presenció la muerte de los cuatro chicos en Monte: "Vi los cuerpos en el piso"

22/05/2019 19:39 hs
El hombre contó que lo llevaron a declarar a la comisaría y no firmó el acta porque habían deformado sus dichos.

Un hombre presenció el último tramo de la persecución policial que terminó con el choque y muerte de cuatro jóvenes en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte. El testimonio que le dio a lo replicó ante la Policía y el fiscal del caso: "Vi todo. Fácilmente fueron cuatro disparos".


"Estuve en el lugar del hecho desde el principio hasta el final. Salí de mi casa con un amigo, estábamos yendo al centro hasta que escuchamos unos ruidos raros, pensamos que habían sido motos, pero cuando escuchamos los ruidos cada vez más cerca nos dimos cuenta de que eran tiros", relató el vecino, que después dijo reconocer a cuatro de los cinco jóvenes que viajaban en el vehículo.


Los chicos tenían entre 13 y 22 años. Murieron este lunes por la madrugada, tras chocar el auto en el que viajaban contra el acoplado de un camión cuando eran perseguidos por un patrullero de la Policía Bonaerense. Por el hecho desafectaron a los dos agentes que participaron del hecho y al jefe de la comisaría local.


Sobre el desenlace de la persecución recordó: "Era claramente el trayecto de la bala lo que escuchamos. Fácilmente fueron cuatro disparos. Vi cuando el auto chocó y empezó a rodar, cuando se separaron las partes. Después vi los cuerpos en el piso. Fue complicado, en especial cuando reconocí quiénes eran". Sus dichos coinciden con las primeras imágenes que trascendieron, posteriores al choque.


En diálogo con , este joven resaltó que tras el impacto del auto solo uno de los chicos permaneció inmóvil, pero que el resto siguió brevemente con vida. "Una oficial le decía a una de las chicas que se quedara callada, que no se moviera. Creo que era a Camila (López) a la que le decía eso. En el momento del accidente, menos uno estaban todos vivos, porque se movían. La oficial lo único que hacía eratratarlos mal y decirles que se quedaran quietos".


La familia de los chicos apuntó inmediatamente contra la Policía, al asegurar que el choque se produjo por la persecución que llevaron adelante. Y este testigo coincidió con esa versión: "Me trasladaron a la comisaría para tomar declaración. Estuve seis horas, les dije que había escuchado disparos y ellos anotaron que lo que yo escuché fueron estruendos, por eso no firmé la declaración y me fui, incluso dejé mi documento, tuve que buscarlo al día siguiente".


En el marco de la investigación, la Justicia dispuso el secuestro de las armas para que sean cotejadas por peritos de la Gendarmería Nacional. "Después me llamó el fiscal y le volví a contar todo de principio a fin, el sí lo anotó tal cual todo lo que dije", aseguró el testigo.


El hombre contó que conoció "a simple vista a dos de los chicos y después a otros dos". "De los cinco conocía a cuatro. Al único al que no conocía era al conductor. Me parece que ellos (por los cuatro) tampoco lo conocían a él", sostuvo.

"En un momento vi a otra mujer Policía, me acerqué y le pregunté si lo que había escuchado eran disparos y me respondió que sí, porque se venían dando a la fuga. Para ellos en ese momento eran delincuentes. El chofer del camión, cuando se produjo el choque, se bajó y hablamos. Él también coincidió en que se habían escuchado disparos", cerró.


Los chicos que murieron fueron identificados por la Policía como Carlos Aníbal Suárez (22); Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13) y Danilo Sansone (13), mientras que una adolescente de 13 años sufrió graves lesiones y quedó internada en el Hospital El Cruce de Florencio Varela.


Tras el hecho, familiares y vecinos de Monte responsabilizaron por el accidente a la policía, y realizaron una protesta, con cortes de calles en los que se registraron algunos incidentes contra efectivos de la comisaría local.


Durante esa manifestación, la agente Noemí Esther Baigorria recibió un golpe en la cabeza, por lo que fue trasladada a clínica porteña Fitz Roy, en la que fue intervenida por una fractura de cráneo y permanece internada en grave estado.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...