martes 25, junio 2019 | Actualizado 00:53
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Esperó a su ex mujer y la mató de un disparo en la cabeza cuando iba a entrar a una fiesta de 15

20/05/2019 10:23 hs
El agresor es un policía retirado. "Viste que te iba a encontrar", le dijo antes de disparar. Quedó detenido.

El sábado a la noche, Cristina Noemí Rodríguez llegaba con su pareja y sus hijos a un cumpleaños de 15 en Marcos Paz. En la puerta del salón fue sorprendida por su ex marido, un policía retirado, que estaba escondido detrás de unas plantas. "Viste que te encontré", le dijo y luego sacó un arma y le disparó el cabeza. La mujer murió en el acto. Tenía 51 años.

 

El agresor fue identificado como Hugo Orlando Ibarra, de 57 años. Estuvo en pareja durante casi tres décadas con Rodríguez, hasta que en noviembre ella decidió terminar la relación. Según informaron fuentes policiales a Clarín, tras el ataque fue retenido por los mozos del salón mientras intentaba escapar, en una quinta lindera. Cuando llegó la policía quedó detenido.


El ataque se produjo cerca de las 21.30, en las calles Rivadavia y Feijón, de Marcos Paz. Ibarra sorprendió a su ex pareja en la puerta del salón "Peto Eventos", al que había ido invitada a una fiesta de 15. Según informaron los investigadores, el hombre la increpó por su presencia en el lugar. "Hubo una fuerte discusión y él le disparó a muy corta distancia", detallaron.


La víctima, que trabajaba trabajaba como telefonista en el hospital municipal de Marcos Paz, recibió el tiro en la cabeza y murió en el acto.


El disparo fue efectuado con una pistola 9mm marca Bersa(serie F 87849), propiedad de Ibarra. El agresor es un policía bonaerense retirado, que había llegado a jerarquía de Mayor. Su último destino había sido la Caballería de Pilar.


Ibarra quedó imputado por "homicidio agravado por el vínculo", que prevé una pena de prisión perpetua. El hecho es investigado por el fiscal Sebastián Villalba, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Mercedes, según informó la agencia Télam.


Escondido entre las plantas


Sofía Ibarra (24), hija de la víctima y del policía retirado, contó a Télam que su padre "dejó el auto a mitad de cuadra del salón y apareció detrás de unas plantas", cuando que su madre descendía de una camioneta junto a su actual pareja y el hijo de 11 años de él.

De acuerdo al relato de Sofía, en esas circunstancias su padre le dijo a su madre: "Viste que te encontré, hija de puta", y luego le disparó en la cabeza.


La hija de la víctima explicó que sus padres habían estado 28 años casados y que en noviembre se habían separado por decisión de su madre, tras lo cual Ibarra le confesó que le había sido infiel a lo largo del matrimonio pero "le rogaba" para que no lo dejara.


Sofía señaló que su padre, con el que también convivió hasta el año pasado, "era una persona que tenía cero tolerancia al rechazo" y que a partir de la separación "la hostigaba permanentemente" a su madre, por lo que la víctima lo denunció y la Justicia le otorgó una restricción perimetral.


Asimismo, la hija de la víctima aseguró que "tenía una relación bastante fluida" con su padre hasta que en los últimos días comenzó a publicar estados de Whatsapp en los que hacía alusión a mensajes diabólicos, firmaba como Lucifer y se despedía de sus amigos.


Para Sofía, el objetivo de su padre también era asesinarla a ella ya que tras un episodio ocurrido días atrás en la puerta de la casa de su hermana, donde el policía retirado también tenía restricción perimetral, lo llamó para preguntarle por qué se había acercado si no lo podía hacer y él le contestó: "Callate hija puta, ya te voy a encontrar y te voy a matar." Las fuentes señalaron que el acusado se había retirado de la policía bonaerense con grado de mayor y su último destino había sido la División Caballería de Pilar.


Por otra parte, el municipio de Carlos Paz emitió un comunicado en Facebook en el que expresó su "dolor y espanto ante este asesinato aberrante que se llevó la vida de una querida empleada" del hospital local.


El hecho es investigado por el fiscal Sebastián Villalba, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Mercedes.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...