lunes 24, junio 2019 | Actualizado 16:45
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Alberto Fernández será testigo en el juicio por corrupción en la obra pública contra Cristina Kirchner

19/05/2019 16:05 hs
Lo propuso la ex presidenta para que declare a su favor.
A pocos días de enfrentar su primer juicio oral y público en una causa por corrupción, Cristina Kirchner anunció que Alberto Fernández será candidato a presidente y que ella lo acompañará como vice. En plena campaña electoral, se cruzarán en los Tribunales de Comodoro Py ya que el precandidato a presidente deberá declarar en el juicio donde se acusa a la Senadora de haber "favorecido al amigo presidencial, Lázaro Báez" y montar una "organización criminal" para "convertirlo en empresario de la construcción". Cristina lo puso como uno de sus testigos principales en el juicio.

Cristina Kirchner estará sentada en el banquillo de los acusados este martes 21 de mayo a las 12 por primera vez.

En el marco de ese juicio, el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) constituido por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Martínez Uriburu y Andrés Basso, hizo lugar a 10 testigos pedidos por la ex mandataria. La lista de los que deberán pasar por los tribunales de Comodoro Py es variada: desde Ángelo Calcaterra (primo de Mauricio Macri), hasta Enrique Eskenazi, Eduardo Eurnekian y Carlos Wagner. Más todos sus ex jefes de Gabinete. Allí está incluido Alberto.

La lista de Cristina se inserta en un total de 160 testigos que aprobó el tribunal que la juzgará. Mientras, la defensa la ex presidenta, a cargo de Carlos Beraldi, sostiene que no están dadas las condiciones para iniciar el juicio después que la Corte Suprema de Justicia devolvió en medio de la polémica, el cuerpo principal de la causa con ocho recursos de queja pendientes, el TOF 2 dispuso el inicio de las audiencias para este martes con el calendario electoral marcando el ritmo.

El de la obra pública vial, es uno de los expedientes más relevantes en cuanto a las acusaciones que sobre ella recaen: haber sido jefa de una asociación ilícita que defraudó al Estado al montar una estructura institucional, para favorecer a Báez, direccionando contratos viales: 52 en total, por 46.000 millones de pesos. La Justicia indicó que esta "apropiación de fondos públicos" es el delito precedente de otras causas por lavado de dinero y dádivas donde es investigada la familia Kirchner. Es decir: parte de esos fondos "se derivaron al patrimonio de los ex presidentes a través del alquiler de los hoteles y de inmuebles". Este juicio por maniobras de blanqueo, podría iniciar -a cargo del TOF 5-, en septiembre como contó Clarín.
En la causa se indicó que el Grupo Austral recibió el 11% del presupuesto de Vialidad Nacional a nivel general y el 86% de las obras volcadas a Santa Cruz, con "sobreprecios del 65% y la mitad de las obras no se terminaron".

Para refutar la idea de "direccionamiento", Cristina sostiene que los presupuestos asignados a la obra pública se trataron de "actos administrativos", que como tales "fueron lícitos" y que no firmó ella las modificaciones de los fondos destinados al rubro investigado.

Por ello pidió que declaren los ex jefes de Gabinete como responsables de firmar las partidas presupuestarias desde 2004 a 2015, volcadas a obra pública. El primero que deberá declarar en el recinto donde estarán los ex funcionarios de Planificación Federal y Báez, será el ahora precandidato a presidente por Unidad Ciudadana, Alberto Fernández: jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y de Cristina hasta 2008. Fue un hombre clave en el primer período del kirchnerismo en la Casa Rosada. Después de años de enfrentamiento con la senadora, hoy la reconoce como la principal opositora y alguien con quien pudo recuperar el vínculo de amistad pese a las críticas proferidas en su contra durante el enfrentamiento político que tuvieron.

También serán citados Sergio Massa, con quien buscan tejer una alianza dentro del peronismo frente a la nuevo fórmula presidencial. El tigrense fue su jefe de Gabinete durante un año, tras la salida de Alberto Fernández y se convirtió después en el principal rival político de Cristina Kirchner.

Aníbal Fernández, Juan Manuel Abal Medina (distanciado del núcleo duro del kirchnerismo, estuvo frente a la jefatura de Gabinete desde 2011 a 2013) y Jorge Capitanich: ex gobernador de Chaco, también deberán declarar durante el juicio.

La líder de Unidad Ciudadana que modificó el tablero electoral con su decisión de ir de precandidata a vicepresidenta, está dispuesta a rebatir estos argumentos. Busca sostener que el dueño del Grupo Austral no fue el más favorecido durante el kirchnerismo con la obra pública, sino que ocupaba el lugar número 45 del listado global de contratistas del Estado.

Para darle fuerza a este planteo, pidió que el Tribunal cite a otros empresarios que recibieron obras por parte del gobierno kirchnerista: Ángelo Calcaterra (ex dueño de IECSA y primo de Mauricio Macri). La ex presidenta sostiene que ese grupo empresarial obtuvo más beneficios que Báez y no dejará pasar por alto la relación familiar con el Presidente de la Nación. También se citará a Carlos Wagner: dueño de Esuco y ex titular de la Cámara de la Construcción, fue el primer empresario que en su rol de imputado colaborador habló de un sistema establecido por el extinto ministerio de Planificación Federal para el cobro de coimas a empresarios de la obra pública, todo en el marco de la causa de los Cuadernos.

La lista incluye a Enrique Eskenazi, propietario del Grupo Petersen y ex director de lo que fue YPF - Repsol, y a Eduardo Eurnekian de Corporaciones América.


Enviá tu comentario
Seguí leyendo...