martes 25, junio 2019 | Actualizado 00:20
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La primera encuesta sobre la nueva fórmula Alberto Fernández - Cristina Kirchner y el riesgo del efecto títere

19/05/2019 08:46 hs
La principal consultora que mide para el Instituto Patria tendrá resultados en unos 10 días. El recuerdo de la fórmula Scioli-Zannini.

Es uno de los indicios del nivel de secretismo con el que se manejaba el inesperado anuncio con el que los argentinos se desayunaron políticamente este sábado. La principal encuestadora que mide para el Instituto Patria estaba a mitad de camino de un sondeo nacional con Cristina como candidata. Lo discontinuaron. En unos días empezarán a medir otra vez, pero con Alberto Fernández como cabeza de fórmula y la ex presidenta de vice.


Analogías tendrá esos números en unos 10 días. El relevamiento comenzará entre martes y miércoles, para esperar que la gente digiera la noticia-bomba. Por supuesto, preguntarán por el binomio. El director de la consultora, Pablo Mandia, era uno de los pocos analistas que en privado mencionaba hace meses la chance de que el ex jefe de Gabinete K fuera el candidato. Entonces se hablaba de otras chances: Daniel Scioli, Felipe Solá, Agustín Rossi, Axel Kicillof.


¿Cristina se bajó porque no podía ganar? Los números K descartaban ese escenario. Pero tampoco garantizaban un triunfo inexorable. "La teníamos en 35 puntos, pero con el riesgo abierto de una derrota en el balotaje. Como dice el resto de las consultoras, para nosotros también Macri había dejado de caer. Con Alberto hay que volver a medir todo", explica un encuestador K.


La relación del ex jefe de Gabinete con las candidaturas es particular. Luego de su experiencia como legislador porteño, en una lista cavallista con los actores Fernando Siro y Elena Cruz (recordada por sus posturas de derecha), Alberto F. coqueteó la posibilidad de ser candidato a jefe de Gobierno porteño en 2007. Son recordados los dudosos sondeos de la principal encuestadora de entonces del kirchnerismo que lo daban ganándole a Mauricio Macri en un balotaje.


Luego, afiches mediante, intentó instalarse como precandidato a diputado nacional por la Ciudad en 2017. Tampoco logró despegar. Ahora, ya nadie lo estaba midiendo. Salvo algunos números sueltos de imagen. "Pero ni siquiera podés tener en cuenta eso. Porque la gente no estaba opinando sobre un candidato", advierte un especialista.


Bastante de esto está sufriendo Roberto Lavagna. Cuando no se había proto-lanzado, según la consultora D'Alessio IROL - Berensztein tenía hasta mejor imagen que María Eugenia Vidal. Desde que se instaló en la paleta de candidatos, su ponderación positiva bajó más de 10 puntos. 

 

También hay que ver cómo opera la presencia de Cristina en la fórmula. "El desafío de Alberto es que no lo vean como un títere. Con matices, se da una situación similar a cuando a Scioli le pusieron de vice a Zannini. Ahí, muchos interpretaron que lo iban a manejar y eso lo puede haber perjudicado", explica un consultor.


No sólo el nombre de la ex presidenta en la boleta es una incógnita para los encuestadores. También, creen, la figura de Alberto Fernández irá contorneando su figura a medida que vaya develando su construcción. "Deberían aparecer figuras más moderadas y menos Parrillis", resume un dirigente del mundo K. 

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...