martes 20, agosto 2019 | Actualizado 17:44
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Piden que se revoque el arresto domiciliario de Horacio Conzi: "Se sacó la tobillera porque decía que tenía la pierna hinchada"

16/05/2019 19:12 hs
María del Carmen Gigante pidió que se le revoque el beneficio al empresario que mató a un joven en 2003 y fue condenado a 24 años y medio de prisión.

La fiscal de Ejecución Penal de San Isidro, María del Carmen Gigante, solicitó la revocatoria de la prisión domiciliaria de Horacio Conzi por su publicación en Facebook donde afirmaba estar "saludable 1000%".


Según la magistrada, Conzi se había sacado la tobillera con la excusa de que se le hinchaba la pierna.


El pedido fue presentado ante la jueza de Ejecución Penal 2 sanisidrense, Victoria García Maañón, quien resolvió otorgar dicho beneficio al asesino de Marcos Schenone ante un informe médico "categórico" que señalaba que tiene una afección cardíaca que no se puede tratar en el ámbito penitenciario.


Por su parte, Hugo Conzi, hermano del condenado, salió en su defensa y dijo esta tarde a la prensa que "el Horacio de hace dieciséis años se murió" y que "hoy es una persona que cambió, que está arrepentido de lo que pasó".


La fiscal Gigante basó su pedido de revocatoria de la prisión preventiva en una nota de septiembre de 2018 en la que Conzi, quien hoy tiene 59 años, aseguraba estar absolutamente saludable al mismo tiempo que solicitaba a la justicia el arresto domiciliario por un problema de salud.


La fiscal también tomó en cuenta que el centro de monitoreo detectó que se había salido la tobillera electrónica impuesta al empresario mientras estaba en la ducha pero cuando el condenado fue a declarar al respecto ante la jueza García Maañón dijo que se la arrancó él mismo porque le hinchaba esa parte de la pierna, dijeron los informantes.


Una fuente judicial aseguró que esa irregularidad "ya es suficiente para revocarle la domiciliaria".


Por su parte, María Eugenia Schenone, hermana de Marcos, aseguró que según comentó el hermano de Conzi en los pasillos de Tribunales, el hombre no tuvo nunca la tobillera puesta.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...