viernes 19, julio 2019 | Actualizado 00:56
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La actriz Alyssa Milano propone una huelga de sexo en protesta por una ley antiaborto

12/05/2019 16:12 hs
Georgia, uno de los estados favoritos de Hollywood por sus leyes de estímulo a la industria del cine, promulgó una estricta ley contra el aborto, lo que generó la reacción de la protagonista de Charmed, que se hizo viral en Twitter.
La historia de amor entre Hollywood y el estado de Georgia en Estados Unidos, que con sus bajos impuestos y un estilo de vida asequible ha seducido a los productores, se encuentra en peligro: las nuevas y estrictas leyes de aborto aprobadas en el estado sureño no solo han incitado un llamado de boicot para dejar de filmar ahí, sino también una propuesta para iniciar una huelga sexual.

Un grupo de estrellas del cine lideradas por la actriz y activista Alyssa Milano y que incluyen a Alec Baldwin, Don Cheadle, Ben Stiller, Mia Farrow y Amy Schumer, amenazaron en marzo con negarse a trabajar en Georgia si se adoptaban las nuevas restricciones al aborto.

Pero el gobernador republicano del estado, Brian Kemp, promulgó el proyecto de ley la semana pasada.

Desde entonces, varias compañías de producción de cine y televisión independientes se han comprometido a adherirse al boicot a menos que la legislación -que prohíbe el aborto tan pronto como se pueda detectar un latido fetal, generalmente en la sexta semana de embarazo- sea derogada.

Milano, estrella de "Charmed", ha dicho que peleará "con uñas y dientes" para que su serie de Netflix "Insatiable", deje de ser filmada en Georgia.

Pero luego dio un paso más allá, instando a las mujeres a unirse a ella en un boicot sexual hasta que la ley fuera derogada.

"ÚNANSE A MÍ al no tener sexo hasta que recuperemos la autonomía física", escribió en Twitter.
      Embed

"Protejan sus vaginas, chicas. Los hombres en posiciones de poder están tratando de legislarlas", escribió en la red social acompañando la frase con el hashtag #SexStrike (huelga de sexo).

Inevitablemente, la iniciativa de Milano, cuyo perfil ha aumentado a medida que el movimiento #MeToo se ha afianzado, desató la controversia.

Aunque su idea ganó elogios en las redes sociales, la idea también obtuvo el menosprecio de ambos lados del espectro político.

Los sectores más liberales acusaron a la actriz de promover la idea de que las mujeres tienen relaciones sexuales para hacer felices a los hombres -acusación que ella negó- mientras que los conservadores la criticaron sin piedad.

Sin embargo, Milano no vaciló. "La historia muestra que una #huelgadesexo es sorprendentemente efectiva", contestó.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...