lunes 15, julio 2019 | Actualizado 19:52
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Venezuela espera un sábado agitado: Guaidó llamó a más movilizaciones

04/05/2019 10:23 hs
La oposición insiste en terminar con el régimen chavista, pero Nicolás Maduro amenazó con "cortar cabezas".

Desde el martes 30 de abril, la situación en Venezuela se agravó. A la profunda crisis económica que se vive hace años en ese país se le sumó un intento de derrocamiento de Nicolás Maduro, al que los opositores llamaron "Operativo Libertad" y que todavía continúa.


Tras un viernes agitado, este sábado se espera una jornada que puede traer muchas novedades. Es que Juan Guaidó, principal referente de quienes buscan la caída del chavismo y quien fue reconocido como presidente encargado de Venezuela por la Asamblea Nacional opositora, convocó a nuevas movilizaciones, que pidió que sean "multitudinarias y pacíficas".


El objetivo es poder entregarle a las Fuerzas Armadas un petitorio para que abandonen a Maduro y se unan a Guaidó, y de una vez por todas lograr restaurar el orden institucional y terminar con el chavismo.


Nelson Castro, El Corresponsal de , viajó a Caracas para mostrar de cerca cómo se viven estos momentos de tensión y tuvo un diálogo exclusivo con Guaidó.


Nelson tuvo la posibilidad de ver cara a cara al líder opositor, a quien le consultó cómo analizaba el escenario. "Es una situación muy crítica, con siete millones de venezolanos al borde de la muerte", le respondió el dirigente en el breve cruce que tuvieron. Según el Foro Penal Venezolano, desde que comenzó este levantamiento se llevan registradas cinco muertes y 273 detenidos.


Reconocido como presidente interino del país caribeño por más de 50 países, Guaidó aseguró que ya son 271 muertos en total en las manifestaciones. "Es un genocidio silencioso", apuntó.


Por su parte, Maduro no da el brazo a torcer y se mantiene firme en el poder. E incluso amenazó: "Hay mucha sordera de funcionarios públicos que no quieren escuchar al pueblo. Se hacen los locos y los sordos. Hay muchos compañeros buenos, tengo que reconocerlo, pero también tenemos un funcionario por allá que se hace el loco y entonces te pide este papel y el otro y no te soluciona nada. Vamos a cortarle la cabeza a quien haya que cortársela para que aprendan a respetar a nuestro pueblo", lanzó el mandatario durante un jornada con jóvenes militantes.


Otro tema caliente es la situación de Leopoldo López, dirigente que fue liberado de su arresto, pero quien se refugió en la embajada de España en Caracas.


El gobierno español resolvió limitar la actividad política del opositor venezolano, decisión que desató críticas por parte de los partidos de derecha, que desde hace años respaldan y apoyan a los antichavistas.


"España no va a permitir que su embajada se convierta en un centro de activismo político", dijo el canciller en funciones Josep Borrell, quien también confirmó que si bien López no puede pedir asilo tampoco será entregado a la justicia venezolana, que dictó una orden de arresto en su contra.


Esta situación, que escala cada día más, preocupa a las más altas esferas mundiales. Tan es así que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el de Rusia, Vladimir Putin, dialogaron durante una hora y mediad e este conflicto de poder.


Tanto el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, como la representante de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, confirmaron ambos reiteraron "la necesidad de una transición pacífica".


Además, el Grupo de Lima manifestó su "pleno respaldo" al alzamiento cívico militar y a las protestas. El bloque expresó "su pleno respaldo a las acciones emprendidas durante los últimos días por el pueblo venezolano bajo el liderazgo del presidente encargado (designado por el parlamento) Juan Guaidó para restablecer el estado de derecho" en Venezuela.


La población venezolana quedó atrapada en el medio. Un pueblo que tiene más de 32 millones de habitantes y de los cuales dos millones requieren asistencia nutricional, según la ONU. Es por eso que muchos se han ido del

 país y todavía otros miles intentan salir pese a que varios de los pasos fronterizos están cerrados.

Por este hecho el viernes se registró un intenso tiroteo en cercanías al Puente Internacional Simón Bolívar, que generó pánico y que terminó con una mujer herida por una bala perdida.


El cruce fronterizo que conecta las ciudades de Cúcuta con San Antonio del Táchira fue el lugar del episodio, del que fuentes de Migración Colombia detallaron que fue "aislado" y ocurrió en una trocha conocida como La Playita, al parecer entre bandas criminales por el control de la zona.



Enviá tu comentario
Seguí leyendo...