lunes 17, junio 2019 | Actualizado 00:30
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El Gobierno negocia Ganancias con sindicalistas para evitar otro paro para el 25 de mayo

03/05/2019 08:25 hs
Buscan reducir paulatinamente el impacto del impuesto a las Ganancias de los trabajadores del transporte.

Tras las protestas gremiales de esta semana, el gobierno negocia con los sindicatos más dialoguistas reducir paulatinamente el impacto del impuesto a las Ganancias de los trabajadores del transporte para evitar un nuevo cese de actividades en el feriado del 25 de Mayo -esperan en dos semanas tener un documento listo- y un acuerdo para retomar la discusión por el blanqueo laboral en el Congreso, al tiempo que amenaza con multas al Frente Sindical moyanista que asimila al kirchnerismo.


on todo, se pudo averiguar que Producción y Trabajo aún no pudo avanzar con la segunda multa aplicada a la Federación de Camioneros el año pasado por incumplir la conciliación obligatoria en el marco de una protesta por la paritaria 2018.


"Estamos pendientes que la justicia se expida sobre la primera sanción de $810 millones. Hasta que no salga el fallo no podemos avanzar con la otra", esgrimieron fuentes oficiales. Es que el tema cobra relieve luego que el Ejecutivo amenazara con nuevas multas a los gremios que incumplieron las medidas dispuestas por Trabajo para evitar el paro del martes pasado.


De todos modos, en Casa Rosada no ocultaban su satisfacción por los resultados de la movilización y la falta de adhesión de la CGT a la protesta convocada por el moyanismo. "Como en el caso de Pablo Michelli (de CTA) quedaron pegados a Cristina Kirchner. Eso divide aguas. Y el paro tuvo muy poca adhesión", explicó un funcionario consultado.


Cerca del ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, negocian con los jefes sindicales de la central de calle Azopardo, volver a retomar los proyectos de blanqueo laboral -para impulsar la regularización de los contratados en negro- y de la Agencia de Tecnología de Salud que busca reducir costos de las obras sociales. Son los únicos dos apéndices que quedaron pendientes de la ambiciosa reforma laboral que en 2017 impulsaba el Ejecutivo.


"Se está trabajando y se sigue dialogando con la CGT y los empresarios", dijo otra fuente oficial que no arriesgó fecha para una nueva ronda de debate en el Senado. Es que semanas atrás se había caído la discusión en la cámara alta ante el portazo que habían dado los jefes de la CGT por el supuesto cambio de la "letra chica" del proyecto.


Justamente en los últimos días el senador Miguel Angel Pichetto, referente del numeroso bloque Alternativa Federal, volvió a dar luz verde a la discusión de la iniciativa. "Primero tiene que dar luz verde la CGT. Esperamos eso", admitió el funcionario consultado. Al parecer, en el gobierno esperan un gesto de los "Gordos", los poderosos gremios de servicios que hoy conducen la CGT, luego de la manifestación de Pichetto.


Por lo pronto, la semana próxima habrá reunión de mesa chica de la central obrera, en un ámbito diferente a Azopardo, para discutir éste y otros temas. La mayoría de los referentes de peso sigue en diálogo con el ministro Dante Sica. Ayer, en tanto, el titular del sindicato de los taxistas, Omar Viviani, se reunió con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.


Por otro lado, el Ejecutivo negocia con la CATT (la confederación de gremios del transporte) para evitar otro cese del transporte público de pasajeros el 25 de mayo. Luego de la medida adoptada el 1º de Mayo, el gobierno dio un volantazo y anunció la creación de una comisión interministerial -de Hacienda, Trabajo y Transporte- para reducir el pago del tributo cuando el servicio sea 'esencial'.


"Es un año electoral y algo tendrán que dar y más al sector aliado. Hay optimismo entre los gremios. La semana próxima habría un borrador igual si dentro de 15 días solo hay 'reunionismo' todo se cae. En el gobierno son fanáticos de las reuniones y acá de los resultados", confió, a su turno, una fuente sindical consultada.


Para algunos sectores, con todo, aunque el gobierno fracasó en la sanción de la reforma laboralla misma se está produciendo de hecho.


"El alejamiento de los Moyano del gremio de los peajes no es casual. Algo así ocurrirá con los señaleros ferroviarios, que sólo existen en Argentina y Francia, con las obras que impulsa Transporte", amplió otra fuente consultada.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...