martes 16, julio 2019 | Actualizado 11:48
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
¡Arde Tele!

Romina Manguel dio detalles del acoso que sufrió por parte de un invitado en Animales Sueltos

29/04/2019 10:49 hs
La periodista amplió su denuncia contra un funcionario que estuvo en "Animales sueltos" y contó qué tipo de mensajes le manda él por chat.
En diciembre, Romina Manguel denunció ante las cámaras de "Animales sueltos" que tres meses antes un invitado de ese programa, cuya identidad no trascendió, la había acosado sistemáticamente. 

En su descargo al aire, la panelista de Alejandro Fantino aseguró que la persona en cuestión estuvo sentada en la mesa de ese ciclo y le mandaba mensajes.

Y relató que en aquel entonces le pidió ayuda a su colega, amigo y ex compañero en el programa de América, Gerardo Tato Young. "Se quedó al lado mío desde que entramos al piso hasta que me tomé un taxi porque conocía la situación", recordó la periodista.

Pero, aunque habló, la especialista en temas judiciales no ahondó en demasiados detalles hasta este sábado, cuando decidió a recordar todo en la mesa de "PH, Podemos hablar".

Luego de destacar que "hay mucha hipocresía" en la lucha feminista contra los abusos, acosos y la violencia de género, Manguel aseguró que antes de ser acosada no entendía porqué había víctimas que tardaban en denunciar esas traumáticas y repudiables experiencias.

"Lo pensaría dos veces antes de contarlo. Soy muy impulsiva y no mido mucho lo que digo al aire", mencionó la panelista ante la atenta mirada de Andy Kusnetzoff y el resto de los invitados de ese programa.

Y, acto seguido, contó por qué rompió el silencio en esa charla con Fantino: "Con todo el amor del mundo le quise decir 'Ale, no pasa solo entre las modelos, actrices o mujeres exuberantes Estoy sentada en esta mesa, sufrí una situación de acoso y no se dieron cuenta".

Entonces, explicó: "Me venía acosando y un día aparece en Animales sueltos. Le mostré los chats a Tato y le dije 'ahora viene esta persona y mirá las cosas tremendas que me dice... quedate conmigo, no me dejés sola ni un minuto'".

"Me escribía 'qué ganas de...'", detalló la periodista. En tanto, recordó: "Entró al camarín cuando no estábamos maquillando y dijo 'me pueden dejar un minuto con...' y Tato que acababa de ver los chats no se movió de ahí y (después) me llevó hasta el taxi". 

Luego, Romina aseguró que su relato fue tergiversado. "Lo que generó eso fue espantoso. Lo trataron de usar políticamente diciendo que yo quería voltear a un funcionario", indicó ante las cámaras al tiempo que aseguró que ella misma decidió no dar a conocer el nombre de su acosador. 

"Me volvieron loca y la pasé tan mal... pero si me volviese a pasar no sé si lo contaría. Soy honesta y mis amigas me van a matar", agregó. En tanto, dijo que "un grupo de política pesado" intentó "encubrir esos chats". "Dijeron que yo había salido con esa persona cuando estaba casada", se quejó indignada.

Además, para justificar su postura de no denunciar públicamente a ese político, la periodista expresó: "Yo no soy del espectáculo, no estoy acostumbrada, no lo supe manejar. Hago lo que puedo". 

Al finalizar el programa, la periodista agregó en su cuenta de Twitter: "Gracias a todo el equipo de Podemos Hablar. A Andy Kusnetzoff por hacerme sentir tan cómoda en un ambiente que no es el mío y le tenía más miedo que a la mesa de Animales sueltos. Pasé una gran noche con todos ustedes. Luciana Salazar sos grosa. Romina Pereiro, gracias". 

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...