domingo 15, septiembre 2019 | Actualizado 11:14
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Mauricio Macri: "Hay que acostumbrarse a convivir con esta volatilidad del dólar"

26/04/2019 16:03 hs
El jefe de Estado instó a su equipo "a seguir trabajando y mantener la calma", pese a la crisis cambiaria
Cuando Mauricio Macri ingresó a la sala en la Quinta de Olivos en la que lo esperaban los ministros para la habitual reunión de Gabinete, el dólar había pronunciado una fuerte baja en relación a cómo había cerrado el jueves, antes de que volviera a trepar. Su equipo, en consecuencia, lucía más relajado y entre los funcionarios se daban charlas descontracturadas. El Presidente se mostró calmo pero les advirtió que van a tener que "acostumbrarse a convivir con esta volatilidad" del dólar y les pidió que transmitan "tranquilidad". 

El mensaje de Macri fue en línea con lo que había planteado en radio, en la tarde del jueves, cuando dijo que la cotización de la moneda estadounidense y la escalada del Riesgo País por encima de los 1.000 puntos se había dado porque los mercados habían "dudado" de la Argentina porque creen que quiere "la vuelta del kirchnerismo". Como la inestabilidad de la cotización del dólar, a modo de ver el mandatario, no se sustenta en parámetros económicos, sino en evaluaciones políticas, el jefe de Estado cree que esta situación se mantendrá, al menos hasta que Cambiemos se recupere en las encuestas. "Hay que acostumbrarse a convivir con esta volatilidad del dólar", dijo este viernes.

Por eso, el jefe de Estado instó a su equipo "a seguir trabajando y mantener la calma", pese a la crisis cambiaria y las especulaciones políticas que se desatan en jornadas de tanta inestabilidad; según pudo reconstruir Clarín a través de varios protagonistas del encuentro. "Tenemos que hacer nuestro trabajo lo mejor posible. Si nos ven tranquilos, esto va a empezar a cambiar. Esta locura se cambia generando tranquilidad", fue el mensaje que anotó uno de los ministros.

"Mientras ella tenga chance, esto no va a cambiar", fue la reflexión que dejó otro de los funcionarios, tras reunirse con Macri. 

Acaso porque en ese momento el dólar había arrancado en baja, en el encuentro con ministros no se habló sólo de la economía: la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, habló del Sistema Nacional de Denuncias por Violencia de Género (Siviogen), el programa que el Gobierno creó para unificar las denuncias y la información con la que cuentan los organismos policiales de todo el país para dar respuesta más ágil a las víctimas.

La charla continuó con la ley sobre la competencia judicial en casos de narcomenudeo y el avance con el tratamiento de los pliegos de jueces, a cargo del ministro de Justicia, Germán Garavano. 

También se habló del paro del 30 y de la protesta del 1 de mayo, otra de las dificultades que afrontará el Gobierno la próxima semana. El ministro Guillermo Dietrich contó las medidas que se trazan desde su área para garantizar que se respete "el derecho del que no quiere parar". Bullrich, en ese sentido, fue contundente: "Vamos a impedir los cortes de ruta y accesos a la Ciudad".

Con los dos principales referentes parlamentarios del espacio presentes, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; y el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; en el Gabinete se destacó la aprobación de la ley de financiamiento de los partidos políticos y se proyectó cómo seguirá el funcionamiento del Congreso en la previa a las PASO. 

Pinedo se llevó palabras de elogio del jefe de Estado para Miguel Pichetto, uno de los hombres clave de la oposición en el Senado. "Es un verdadero estadista", lo elogió Macri delante de todos los ministros. Fue por el mensaje que dio el jefe del bloque del PJ, precandidato a presidente por Alternativa Federal, en su paso por Nueva York, donde expuso ante inversionistas. Allí planteó que tiene "la clara convicción del cumplimiento de las obligaciones, de las continuidades del Estado y de que para la Argentina el peor lugar es el default". 

El vínculo entre Macri y Pichetto fue de menor a mayor y hoy el mandatario no tiene prurito en reconocer al rionegrino. Incluso, en su entorno lo reconocen como "el mejor de ellos" (en relación a la oposición). Por ahora, esto no redunda en ninguna oferta de incorporación al Gobierno (A Pichetto, que quiere competir en la presidencial se le vence la banca en el Senado), aunque por estas horas la Casa Rosada no se abraza a la lógica purista de otros tiempos, en los que se rechazaba in limine el pedido de apertura del ala política. 

Es que tanto Macri como Peña saben que, aunque logre imponerse, Cambiemos necesitará fuerzas adicionales ni bien iniciado el segundo mandato para avanzar con las reformas estructurales que requiere para terminar de instaurar el modelo económico y productivo que pretende. 



Enviá tu comentario
Seguí leyendo...