viernes 19, julio 2019 | Actualizado 00:58
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Encontraron colillas de cigarrillos en el lugar donde empezó el fuego en la catedral de Notre Dame

24/04/2019 12:31 hs
Por seguridad, los obreros tenían prohibido fumar, pero reconocieron que lo hacían igual.

La policía francesa encontró siete colillas de cigarrillos en los andamios de restauración donde comenzó el fuego que devastó parte de la cubierta de la catedral de Notre Dame de París el pasado 15 de abril, reveló la prensa local.


Algunos de los obreros que trabajaban en la restauración de la aguja del templo reconocieron a los investigadores que, en incumplimiento de las consignas de seguridad, fumaban en los andamios, agregó la publicación "Le Canard Enchaîné".


Pese a ello, señaló que los investigadores apuestan más por la hipótesis de que el incendio se debió a un cortocircuito.


Tendido eléctrico defectuoso


En ese sentido, revelaron diversas irregularidades con la instalación eléctrica, en concreto, en el tendido para alimentar un juego de campanas que se encontraba en la aguja y otro abajo, y que recorría el envigado de madera de la catedral.


Ese dispositivo fue autorizado, de forma provisoria, en 2012 a pedido de los clérigos de Notre Dame durante las obras de renovación de los campanarios principales, con el objetivo de electrificar esas campanas para que pudieran sustituirlas.


Sin embargo, según "Le Canard", nunca fue sustituido, seguía utilizándose y sobre él se instaló el andamiaje para la restauración de la aguja.


El incendio paso a paso


Los investigadores determinaron que las campanas de la aguja sonaron el día del incendio a las 18.04 horas para llamar a la misa prevista a esa hora.


Doce minutos más tarde se encendió la primera alerta de detección de humo en el puesto de seguridad de la catedral y cinco después sonó la primera alarma de incendio.


En ese momento se inició la evacuación de los fieles, pero como los dos oficiales de seguridad enviados a verificar las llamas no las encontraron, se pensó que era una falsa alerta y se les pidió que se quedaran.


Según "Le Canard", los oficiales fueron enviados en busca de fuego a un lugar erróneo, información que niega la empresa de seguridad privada que gestiona el monumento.


Sobre las 18.30 volvieron a sonar las alarmas y, en ese momento, los fieles fueron evacuados y, entre diez y veinte minutos más tarde, los agentes localizaron el fuego en la base de la aguja.


A las 18.51 los dos oficiales de seguridad alertaron a los bomberos que llegaron en diez minutos, pero se encontraron con unas bocas de agua que no eran lo suficientemente potentes para sofocar un incendio que ya había cobrado dimensiones importantes.


La instalación anti-incendios, señala el semanario, estaba diseñada para apagar un fuego en su inicio, pero con los retrasos registrados en su localización ya había crecido demasiado.


Solo con la llegada de refuerzos, equipados con mangueras más potentes, pudieron comenzar a luchar contra las llamas, aunque ya fue tarde para salvar la cubierta de Notre Dame.


"También queremos un techo"


La reconstrucción del techo de la catedral se transformó en un tema de polémica por la cantidad de dinero donado inmediatamente después del incendio. Grupos sociales repudiaron a los multimillonarios que donaron cientos de millones de dólares para rehacer la cubierta de Notre Dame, en vez dedicar sus bolsillos a otras cuestiones "más urgentes" o "importantes".


Por eso, docenas de activistas a favor de asistir a las personas sin techo montaron una suerte de campamento cerca de Notre Dame con una demanda: "un techo también".


"Notre Dame no tiene techo. Nosotros tampoco", decían las pancartas desplegadas, la catedral de fondo.


Alrededor de 50 personas de una asociación francesa de personas sin hogar se reunieron con pancartas que también decían "Mil millones en 24 horas", en alusión al dinero recaudado para la catedral.


Cantaron consignas dirigidas a Bernard Arnault, el CEO del grupo de lujo LVMH, que la semana pasada se comprometió con 200 millones de euros. Algunos corearon "¡Notre Dame necesita un techo, nosotros también necesitamos un techo!"


"Estamos acá (...) para denunciar de alguna manera a estos multimillonarios que presumen financiando la reconstrucción de Notre Dame", dijo a The Associated Press el vocero de la asociación Right to Housing (Derecho a una vivienda) Jean-Baptiste Eyraut.


La policía de París supervisó la protesta pacífica en la isla central de París en la que se encuentra Notre Dame, pero no intervino, y la protesta se dispersó después de varias horas.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...