lunes 20, mayo 2019 | Actualizado 06:38
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Las medidas que llevarán a cabo el Tesoro y el Banco Central para contener al dólar y la inflación

21/04/2019 13:22 hs
Las ventas diarias de divisas y el ajuste de la zona de libre flotación apuntan a anclar el valor de la divisa antes de las elecciones.

En la última semana el Gobierno activó las iniciativas para acotar los movimientos del dólar, después confirmarse una muy alta inflación de 4,7% en marzo, para acumular un 54,7% en doce meses.


Las altas tasas de interés del BCRA, un techo "bajo" para gatillar la intervención y los USD 9.600 millones que liquidará el Tesoro hasta fin de año confluirán para amortiguar la presión alcista para el dólar, impulsada por la inflación, la firme demanda en tiempos electorales y una eventual devaluación del real brasileño.


"Las bandas cambiarias completamente planas, sin pendiente, podrían ser una señal de apreciación real del peso ante un mejor anclaje de expectativas de devaluación", consideró Nery Persichini, gerente de Inversiones de GMA Capital.


El trabajo conjunto del Tesoro y el Banco Central para ese objetivo puede resumirse en 7 puntos:


1 - Más coordinación. Las ventas del Tesoro y la licitación de Letras de Liquidez (Leliq) se dan prácticamente en simultáneo en dos tandas: antes del mediodía y luego antes del cierre del mercado cambiario a las 15. Al complementarse la absorción de pesos del BCRA y la oferta de dólares Tesoro, "atenazan" al tipo de cambio ante eventuales sobresaltos.


2 - Banda Cambiaria en extinción. El BCRA dejó fijo el "techo" de la zona de "no intervención" en 51,45 pesos. Frente a una inflación que no cede de 4% mensual es probable que el dólar alcance ese rango antes de octubre, lo que habilitará a la entidad a vender hasta USD 150 millones de sus reservas por día, según lo acordado con el FMI, para atenuar una escalada preelectoral.


Para Gabriel Caamaño, economista Jefe de Consultora Ledesma, "el BCRA endurece la regla ante cada nuevo dato de inflación que supera las expectativas, ya de por sí malas. En esta oportunidad, apuntó a las expectativas de depreciación (del tipo de cambio), en un intento por generar una corrección o anclaje mayor de las expectativas de inflación, sobre todo por el lado de los bienes y servicios transables".


3 - Refuerzo de divisas. Aunque el aporte del Tesoro no alcanza al 10% del total operado en el mercado mayorista, la oferta extra por USD 9.600 millones hasta fin de año, posiciona al ente oficial como el mayor proveedor de dólares hasta las elecciones. A ello se suma que el agro aportará más divisas este año que el pasado, cuando golpeó la sequía.


"Tal como estaba vigente, el BCRA ratificó que si el dólar opera por encima de la zona de no intervención venderá -vía subastas- hasta USD 150 millones diarios, que se suman a los USD 60 millones que vende el Tesoro hasta noviembre", indicó un informe de CEPA(Centro de Economía Política Argentina). "Ambas cantidades siguen siendo bajas en relación al volumen operado en una jornada de 'corrida', aunque el congelamiento del techo de la zona adelantaría las intervenciones a un precio de $51,50″, advirtió.


4 - Flotación acotada. En los hechos la venta diaria de USD 60 millones del Tesoro es una incursión vendedora oficial dentro de la zona de "no intervención", la franja en la que el Banco Central se comprometió a no participar con compras o ventas. Esto reduce la postulada "libre flotación" para el billete.


5 - Oferta previsible. Como las divisas que el FMI autorizó a vender al Tesoro no son acumulables, la venta diaria de USD 60 millones también es una señal al mercado de que habrá divisas disponibles, complementaria con el anuncio del BCRA de disponer un piso de 62,5% para la tasa de LELIQ, al menos por abril.


"Todas las medidas del BCRA endurecen aún más su postura monetaria. El objetivo oficial es abatir la inflación, aunque la meta tácita es ponerle un techo al tipo de cambio, el principal mecanismo de transmisión a precios en la economía argentina debido a su enraizada y profunda naturaleza bimonetaria", observó Persichini.


6 - Ni emisión ni absorción. Así como el BCRA garantiza la "no emisión", en cumplimiento de la Base Monetaria de crecimiento "cero" -estabilizada en $1,34 billón-, la acción del Tesoro prescinde de la "esterilización": cuando vende divisas, utiliza los pesos para gasto corriente, por lo tanto vuelven al mercado financiero.


7 - Dinámica con costos. El BCRA "congeló" la Base Monetaria, pero su deuda en LELIQ está creciendo, debido a las tasas de interés de política monetaria, ahora en 67,12% anual. El stock avanzó a un nuevo récord nominal de $1.079.988 millones ($1,08 billón), mientras que medido en dólares alcanzó USD 25.775,4 millones.


El Tesoro, a su vez, se está desprendiendo de dólares a cambio de pesos que utilizará para gasto corriente. Después tendrá abastecerse nuevamente de divisas para pagar vencimientos de deuda, concentrada en moneda norteamericana.


(Fuente: Infobae)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...