lunes 20, mayo 2019 | Actualizado 06:31
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

A fin de mayo abren las nuevas estaciones de la línea E: dos kilómetros de subte en 20 años

18/04/2019 07:35 hs
La obra se licitó por primera vez en 1999, empezó en 2009 y atravesó peleas políticas.
Algunos hasta se animan a decirle la "Cenicienta del subte". Es común ver carteles y escuchar parlantes que anuncian que la línea E sufre demoras o circula con el recorrido restringido. Los usuarios, además, padecen cuando les cuentan que las otras líneas tienen frecuencias mucho más rápidas que los cinco o seis minutos que, en hora pico, hay entre los trenes de la línea E.


El panorama puede mejorar pronto, aunque todavía faltará bastante para que el servicio sea óptimo. A fines de mayo se inaugurarán las tres estaciones que están en obra desde hace diez años. Son dos kilómetros que se empezaron a construir en 2009, debían inaugurarse en 2012 y recién abrirán en 2019. Si se cuenta el tiempo desde la primera licitación de la obra, en 1999, los años que pasaron fueron 20.


Cuando asumió su primera gestión en el Gobierno porteño, Mauricio Macri prometió diez kilómetros de subte por año. Peleas políticas, falta de financiamiento y otras cuestiones le impidieron cumplir. Y los mismos factores, o similares, influyeron para que esta obra demorara dos décadas desde que se proyectó.


La obra la inició la administración kirchnerista en 2009, cuando el subte todavía dependía del Gobierno nacional. En 2013, el servicio pasó al Gobierno porteño. La extensión del subte E, que debía haberse inaugurado en 2012, según los anuncios, era un túnel fantasma en el que no había ni vías ni señales, y tampoco mobiliario y escaleras mecánicas.


Otra discusión sobre a qué administración le correspondía sumir los gastos para completar la obra dilató la resolución una vez más. Así que recién en 2014 se iniciaron los procesos licitatorios que finalmente permitieron los avances y la concreción de los trabajos que, según fuentes del Gobierno porteño, se hicieron con una inversión de $ 1.300 millones.



Según anunció Eduardo De Montmollin, presidente de SBASE, la inauguración de las estaciones Correo Central, Catalinas Norte y Retiro será simultánea antes de fin de mayo. La idea original era abrirlas el 25, pero todavía no está claro si llegarán con los últimos detalles.


Uno de los grandes problemas de la línea es la frecuencia. Según reconocen desde Sbase, en hora pico está por encima de los 5 minutos entre trenes. La aspiración que tienen es llevarla a 4.30 antes de fin de año.


Ahora, la línea tiene 12 trenes corriendo. Según explicó De Montmollin, sumarán trenes Fiat que usaban en la D. Entonces, la E contará con 6 formaciones General Electric y 14 formaciones Fiat renovadas.


Sin embargo, seguirá siendo la única línea sin trenes con aire acondicionado, ya que contará con coches de mas de 25 años de antigüedad. Otro detalle. Los coches Fiat restaurados y que ahora anuncian como novedad son los mismos que se estrenaron en los 80, cuando la línea E se extendió desde José María Moreno hasta Plaza de los Virreyes. Después pasaron por la línea D y hasta algunos convivieron en la A con los históricos de madera, conocidos como Las Brujas.


"Pido disculpas a los pasajeros. Estuvimos un año sin taller para arreglar los trenes. El servicio estuvo degradado pero nunca se interrumpió, así que los vecinos nunca tuvieron que dejar de usarlo", explicó De Montmollin, que respondió las preguntas de la gente en una reunión de Gabinete abierto, que se hizo en la nueva estación Retiro y se transmitió a través de redes sociales. Luego agregó que el nuevo taller ya funciona en Lacarra y Perito Moreno, junto a la terminal de micros Dellepiane.


Ante otra consulta, el funcionario porteño dijo que la extensión de la línea hasta ese lugar, e incluso hasta el polo universitario de la UTN, a unas cuadras de allí, es apenas un proyecto que está en estudio.


En cuanto a la obra actual, también comprendió el cambio de las vías de toda la línea, y trabajos en el sistema de señalamiento, que no se efectuaban desde hacía décadas. 

Desde fines de mayo, la línea E tendrá 12 kilómetros de extensióncon 15 estaciones. Y para los pasajeros existirá la posibilidad de combinar con las líneas B, en Correo Central, y con la C y el Ferrocarril Mitre en Retiro. Dos kilómetros que demoraron 20 años.


Enviá tu comentario
Seguí leyendo...