sábado 17, agosto 2019 | Actualizado 11:33
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Sistemas Judiciales, confianza social e independencia judicial

12/04/2019 06:01 hs
Los sistemas judiciales de la República Argentina se encuentran bajo la mirada crítica de distintos sectores de la sociedad. La Federación Argentina de la Magistratura y la Función Judicial expresa:
La necesidad de destacar que el servicio de justicia es principalmente desarrollado por los poderes judiciales de las provincias y CABA. Los medios de comunicación llamados nacionales se refieren a la justicia federal como la justicia y es casi el único fuero que consideran para efectuar sus análisis y apreciaciones acerca del estado del sistema de justicia en nuestro país. Es la actividad diaria de los servicios de justicia provinciales la que sostiene principalmente la convivencia social democrática. La FAM sostiene un esfuerzo sistemático por corregir esa mirada, metropolitana y sesgada, que desconoce que el 90% de las causas iniciadas en el país son resueltas por las justicias provinciales, y que eso queda opacado por el 10% del orden federal.

La independencia judicial, concebida como garantía de la ciudadanía y del sistema democrático, es un valor que corresponde resguardar prioritariamente con acciones institucionales desde los tres poderes del Estado a fin de preservar la no interferencia en los procesos judiciales, de los otros poderes, de sectores políticos o demás agentes económicos y sociales.

Tales resguardos institucionales se tornan imperiosos en causas que tienen como contenido la dilucidación de responsabilidades penales por hechos de inseguridad como así también en causas de corrupción o de contenido institucional, que generan alta sensibilidad social. Es necesario profundizar la división de poderes y evitar la injerencia del poder político sobre el poder judicial. Desde FAM se insiste en que la autarquía presupuestaria y la autonomía financiera son condiciones ineludibles para garantizar la independencia judicial.  

Corresponde profundizar la institucionalidad en los sistemas de selección de jueces y funcionarios otorgando prevalencia a la especialidad, experiencia en la función, capacitación y formación, eliminando los factores de incidencia política partidaria.

Resulta prioritario trabajar y profundizar de modo sostenido en la construcción de un diálogo público de calidad respecto del sistema de justicia y para ello se trabajará con los demás agentes estatales en la construcción de canales más amplios de comunicación con la sociedad, y en particular con el periodismo, por el que circulen mensajes claros y precisos respecto de lo que es legítimo esperar como resultados de la actividad judicial.
 
La Federación Argentina de la Magistratura y la Función Judicial está integrada por los colegios y asociaciones de magistrados de todo el país y  representa a más de 15.600 magistrados y funcionarios de las justicias  provinciales y de CABA.

En cada reunión de su Junta de Gobierno, que es el órgano integrado por todos los presidentes de los colegios y asociaciones que integran la FAM, se produce un documento de coyuntura, que se conoce como "Declaración". Cuando la Junta de Gobierno considera que es necesario fijar posición respecto de temas estructurales de los sistemas de justicia, se elabora un documento.

El último documento, redactado en la reunión de la FAM en la ciudad de Mendoza, los días 28 y 29 de marzo de 2019, es "Sistemas Judiciales, confianza social e independencia judicial". Este texto nació de la necesidad de terminar con una interpretación distorsionada respecto del sistema de justicia que nace de la identificación de la pequeña parte de la actividad jurisdiccional a cargo del fuero federal, menos del 10% del agregado de causas, con la totalidad de la actividad judicial; y de su integración, sus sistemas procesales, sus aciertos y desaciertos, con los de miles de magistrados y funcionarios que operan en otra cultura organizacional, con otros procesos y otros problemas.

Los llamados "medios nacionales" que son empresas periodísticas con sedes, sesgos y agendas metropolitanos, se resisten a incorporar la heterogeneidad y la complejidad del servicio de justicia. Los permanentes esfuerzos de la FAM para que no se hable de "la justicia" cuando la agenda de temas está limitada a lo que sucede en la sede de la calle Comodoro Py, no han lograda torcer la vocación por ignorar la realidad del 90 % de las causas que se tramitan en el país, de sus operadores y sus usuarios.
Enviá tu comentario