lunes 22, abril 2019 | Actualizado 23:05
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La feroz pelea entre un taxista y un automovilista en Villa Urquiza estilo Relatos Salvajes

06/04/2019 18:13 hs
Trompadas, saltos sobre el capò y un final de película. El cruce tuvo lugar el viernes por la mañana y dejó a dos conductores golpeados y dos vehículos destrozados

Los vecinos se entremezclaban con los comerciantes para ser testigos de lo increíble. De golpe, la calma de la mañana del viernes 5 de abril se había visto interrumpida por el espectáculo de un taxista caminando sobre el vehículo de otro conductor y pateándole el parabrisas; se lo partió al medio. La intolerancia se volvió enfado y luego ira y violencia desenfrenada. Fue el anticipo de una pelea feroz que duró 2 minutos y 35 segundos y quedó grabada en un impactante video.


      Embed

 


 

"Era una escena de Relatos Salvajes", dijo Franco Fabris, el comerciante que filmó las imágenes, dueño de la ferretería ubicada frente al kiosco en donde transcurrieron los 5 minutos de furia.

 

"Se estaban puteando por un roce que tuvieron a 200 metros en Avenida Triunvirato. Cuando llegaron al semáforo se bajaron y empezaron a insultarse, amagaron con pelearse pero no pasó nada. Al rato se enfrentaron pero fueron separados. Cuando el automovilista entró a su auto, el taxista volvió y caminó sobre el capó. Con el talón le partió el parabrisas, ahí comencé a grabar", explicó Fabris a Infobae.

 

La pelea se originó cerca de las 11 de la mañana en La Pampa al 4800, en el barrio porteño de Villa Urquiza. "Un Chevrolet Corsa de color gris y un taxi marca Volkswagen Voyage. El taxista venía con una mujer y una bebé en el asiento trasero. Cuando comenzaron a discutir, las hizo descender", indicaron fuentes policiales a este medio.

 

El segundo round se produjo cuando, al ver que el taxista subía a su coche, el otro conductor quiso vengarse, lo corrió a pie y empezó a golpearle el baúl. Suficiente para que el otro perdiera todo control y volviera a bajar del auto. Ahí se trenzaron en una pelea a golpes de puño que duró varios segundos.

 

Finalmente, cuando parecía que todo había terminado, vino el tercer round de esta pelea, cuando el taxista arremetió marcha atrás contra el otro auto y luego salió disparado haciendo chirriar las gomas.

 

"La mujer era la esposa del taxista y la bebé su hija. Lo vergonzoso es que las hizo bajar para pelearse y luego, cuando regresaron al taxi, dio marcha atrás con ellas a bordo para chocar al otro auto. Si alguno hubiese tenido un arma en la mano yo creo que la usaba", agregó el autor del video, a quien sobre el final de la grabación se lo escucha decir: "Están todos locos estos. Es la locura total. Esto jamás lo vi. ¿Vos viste lo que fue esto?".

 

Previo a la indignación, Fabris narró los hechos en forma cronológica: el roce, una discusión, el descenso de ambos. Insultos, golpes de puño y una agresión sobre uno de los vehículos. A partir de allí lo que exhibió en su video: más violencia sobre ambos vehículos, nuevamente golpes de puño y una escapada del taxista con un choque adrede, el cual destruyó la parte trasera de su automóvil y la delantera del otro implicado.

 

"El automovilista tiene 50 años y tuvo que ir al Hospital Tornú por una lesión en la mano izquierda", agregaron las fuentes policiales.

 

"La discusión comenzó en el cruce de Triunvirato y La Pampa. Para colmo, a los pocos metros se volvieron a rozar por una obra que están haciendo. Se forma un embudo en el tránsito y ellos se encontraron nuevamente. Creo que esa fue la última excusa que necesitaron para descender y pelearse", contó Fabris.

 

La Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N° 2 a cargo del doctor Norberto Briotto solicitó iniciar actuaciones por infracción de los artículos 89 y 183. También se recepcionó la denuncia del dueño del Chevrolet Corsa, se tomaron fotografías de su vehículo y se solicitó la patente del taxi que se dio a la fuga.

 

Los vecinos consultados por este medio coinciden en algo: los problemas se originan en la esquina de Triunvirato y La Pampa. Allí confluyen quienes siguen por la calle o salen de la avenida. Son dos cuadras que -además- quedaron levemente más estrechas tras la construcción de la bicisenda.

 

"Esto fue algo especial, como una película, como Relatos Salvajes. Una escena. Te digo la verdad, pasaban los autos porque el semáforo se puso en verde y ellos seguían. Era una película. En esta esquina hay 6 o 7 puteadas todos los días. El otro día un auto perdió el control y se subió a la bicisenda, casi atropella a una mujer con su hijo", concluyó Fabris.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...