domingo 19, mayo 2019 | Actualizado 09:57
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
¡Arde Tele!

Gianinna Maradona: "Tuve que explicarle a Benjamín qué era la cocaína, vio un video de mi papá"

04/04/2019 16:17 hs
La hija de Diego Maradona narró la charla que tuvo que tener con su hijo de diez años luego de que viera un video de su abuelo.
En la extensa entrevista telefónica que Gianinna Maradona brindó este jueves en Intrusos, la hija de Diego Maradona reveló que debió sentarse a charlar con su hijo Benjamín sobre la adicción a las drogas que tuvo el ex futbolista.

"Solo pido que Benja y todos los niños descendientes puedan ser felices", pidió la joven en referencia a su hijo de 10 años -fruto de su relación con el Kun Agüero- y sus sobrinos. "Por lo de mi viejo... le tuve que explicar Benja qué era la cocaína, porque él todo el tiempo mira jugadas de mi viejo en YouTube, vio algo y vino a preguntarme", contó la hija de Claudia Villafañe.

"Le tuve que contar qué era una adicción, cómo me había afectado como hija y que los abuelos y los papás también se equivocan. Porque los nenes creen que los grandes no pueden equivocarse, y así le expliqué", continuó.

También destacó que ella cuando era chica lo hablaba con su hermana mayor, Dalma. "Era mi mini mamá. Pasábamos horas en las clínicas y ella estaba pendiente de que yo estuviera bien. Tenía la libertad de preguntarle a mi mamá, pero ella estaba ocupada con mi papá", recordó.

Por su parte, relató un fuerte episodio que vivió la actriz cuando era chica al encontrar a Maradona en una situación delicada. "Mi papá se estaba drogando en el baño y entró Dalma. Nadie se podría poner en nuestros zapatos, no lo digo como víctima porque estoy orgullosa de mi familia", aclaró la diseñadora de moda.

La joven explicó que intenta que su hijo no vea en televisión los "ataques" de Maradona hacia Claudia Villafañe. "Pero tiene Instagram y encuentra cosas a través de la lupita", advirtió sobre la red social que facilita ver contenido de personas que uno no sigue.

"Es difícil tener que explicar y mantenerle el minuto a minuto de lo que pasa para que no se quede atrás y nadie le diga cualquier cosa y se quede mal, como me pasaba a mí cuando era chica. Hoy le doy las herramientas para que pueda estar mucho mejor que lo que estaba yo cuando era chica y alguien venía a decirme algo de mi viejo y yo no sabía nada", aseguró la diseñadora de moda.

También lamentó que Diego haya saludado tarde a su hijo por su cumpleaños y que fuera el propio Benjamín el que se lo reclamó. "Che, ma, el Babu no me llamó. ¿Nadie lo ayuda para decirle que es mi cumpleaños?", fueron las palabras del niño que descolocaron a Gianinna.

"Cuando vio el saludo por Instagram, me pidió mandarle un mensaje diciéndole que su cumpleaños había sido el 19", continuó sobre las inquietudes del pequeño que solo buscaba el saludo de su abuelo.

"No dudo del amor que tiene mi papá por mi hijo porque lo viví: le cambió los pañales, le dio la mamadera, lo llevó a la plaza...", enumeró a la hora de destacar el rol de Diego Maradona como abuelo, aunque ahora se está perdiendo la posibilidad de disfrutar de Roma, la primera hija de Dalma Maradona y Andrés Caldarelli.

Por su parte, enfatizó que sueña con que su padre -a través de sus abogados- la dejen en paz a ella, a su hermana y a su madre. "Él no acepta que esté en pareja", dijo sobre la relación que Claudia mantiene con Jorge Taiana desde hace más de 10 años.

"Vamos a ser su familia toda la vida y quiero que mi mamá sea feliz, porque la vi sufrir muchísimo. Y a él también. Siempre nos acompañamos, en cada internación, junto a mis tías. Él salió adelante y hoy elije esta vida. Está bien. Los hijos son para toda la vida", continuó.

Por último, reveló que hace un tiempo tuvo otra conversación con su hijo en la que le consultó si él quería aparecer tanto en las redes sociales de ella como en las de su padre, sus abuelos, y su tía. "Con la cautelar de mi sobrina me puse a pensar... Benja a los 10 días fue a la cancha. Lo reconocen en la calle", explicó, y aclaró que la respuesta de su hijo fue un eufórico sí.

Enviá tu comentario