martes 16, julio 2019 | Actualizado 22:12
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Un adolescente apareció en un estacionamiento y dice ser un nene perdido hace siete años

04/04/2019 15:20 hs
En 2011 se perdió su rastro cuando aún era un niño de solo seis años y luego del suicidio de su mamá en un hotel.
Lo primero que hay que aclarar en esta historia es que las autoridades de Newport, Estados Unidos, aún no confirmaron la identidad del chico de 14 años que apareció, confundido, cansado y con dolor de panza en un estacionamiento. Pero sí que, con lucidez, dijo algo que hoy mantiene en vilo a ese país. "Soy Timmothy Pitzen, estuve secuestrado".

Ese es el nombre de un nene del que no se sabe nada desde hace 7 años, luego de que su madre se suicidara y dejara escrito algo estremecedor. "Nunca lo encontrarán".

El 11 de mayo de 2011, Amy Fry-Pitzen sacó a su hijo de 6 años de la primaria Greenman, en Aurora, Illinois para iniciar un viaje en auto. Según dijo a la maestra, eso incluiría paradas en un zoológico y un parque acuático. Tres días después, el cuerpo de la madre fue encontrado en una habitación de hotel en Rockford. En la nota suicida la mujer también aclaró que Timmothy estaba "con personas que lo amaban".

El FBI está investigando si el adolescente que fue encontrado vagando en Kentucky el miércoles es Timmothy. Sólo resta esperar este jueves los resultados de la prueba de ADN.

Fue Sharon Hall, una vecina de Newport, quien se acercó a él en un estacionamiento. Como contó a la CNN, notó que había un niño "nervioso" cerca de un auto y quiso ayudarlo. Llamó a la Policía justo después de que le dijo que había corrido durante dos horas para escapar de sus captores.

Ahí él mismo se identificó ante la Policía como Timmothy Pitzen. Dijo que se había escapado de dos hombres que lo mantuvieron cautivo durante siete años. La última ubicación que recuerda es un hotel Red Roof Inn, cercano a ese estacionamiento. Así lo detalla el informe policial.

Pero el adolescente no estaba seguro de dónde quedaba. Tampoco de dónde estaba en ese momento. "Dice que escapó y siguió corriendo hasta que cruzó un puente hacia Kentucky", sigue el informe. Pero el supuesto Timmothy no supo decir de qué ciudad venía. 

Se realizaron allanamientos en todos los hoteles Red Roof Inn aledaños. Pero no hubo resultados congruentes con el relato del menor. Sobre sus secuestradores, los describió como dos hombres de "tipo fisicoculturista". Uno tenía un tatuaje de telaraña en el cuello y el otro, una serpiente en cada brazo. 

El Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados detalló que Timmothy Pitzen, de 6 años, fue visto por última vez en un parque acuático en Wisconsin. Luego la Policía diría que dos hombres con esas características fueron detectados por las cámaras de seguridad manejando una camioneta Ford con patente de Wisconsin.

El Departamento de Policía de Sharonville, cerca de Cincinnati, comunicó a través de Facebook que participaron de los allanamientos en los hoteles locales en busca de los sospechosos. Pero aclararon que sus oficiales no habían tenido contacto con el nene que dice ser Timmothy y que la información que citaban era de un comunicado oficial del condado de Campbell, Kentucky, donde apareció.

Pese a las complicaciones por las diferentes leyes de cada condado de Estados Unidos, durante años la familia de Timmothy recibió ayuda para su búsqueda en al menos cinco estados.

En agosto de 2018, el Centro Nacional de Niños Desaparecidos en EE.UU., mostraba en televisión una imagen de la posible progresión de edad de Timmothy, que tendría 13 años en ese momento.

"Tengo una imagen. Es del día en que lo dejé en la escuela y se fue corriendo a clase. Y ésa es prácticamente la última imagen de él que tengo en mi mente", dijo el padre de Timmothy, Jim Pitzen,  en 2015. No trascendió si Pitzen se reunió con el adolescente que dice ser su hijo.

"Si es él, haremos todo lo posible para que vuelva a tener una buena vida. No me imagino por lo que habrá pasado", dijo a la CBS Alana Anderson, abuela materna de Timmothy Pitzen. 

El 12 de mayo, un día antes de que se cortara las venas, Amy llamó a su madre y a su cuñado para avisarles que los dos estaban bien. Una camarera la encontraría muerta en la mañana del 13 de mayo. Jamás vio a Timmothy.

Tras el misterio por la desaparición del nene, la familia del lado paterno contó a los medios que la mujer tenía antecedentes de depresión y que se había llevado al nene por no soportar el fracaso de su matrimonio. Del lado de ella, declararon que su mayor temor era que un juez le quitara a su hijo por sus problemas de salud mental.

En ese viaje de mayo de 2011 sí hubo paradas en zoológicos y parques acuáticos. Las cámaras de seguridad de Brookfield y del Kalahari Resort, en Wisconsin, los mostraban a los dos, juntos, sin comportamientos extraños que llamaran la atención. 

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...