martes 23, abril 2019 | Actualizado 17:32
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Dujovne afirmó que "lo peor de la crisis ha quedado atrás"

03/04/2019 23:29 hs
El ministro de Hacienda afirmó que lo peor de la crisis cambiaria quedó atrás, admitió que la inflación es muy alta y defendió las tasas de interés.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó que la volatilidad del tipo de cambio es muy baja y ratificó que no se están negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) nuevos mecanismos de intervención dentro de las actuales bandas cambiarias. El coordinador del equipo económico del Gobierno señaló además que lo peor de la crisis cambiaria que golpeó al país el año pasado y semanas atrás quedó atrás.

 

En una entrevista con el programa A dos voces, emitido esta noche en el canal de cable TN, Dujovne dijo que las actuales tasas de interés no son elevadas si se tiene en cuenta la inflación, que reconoció como "muy alta", igual que la pobreza. Señaló, sin embargo, que la estrategia de absorber liquidez a esas tasas es sustentable con una inflación desacelerándose. Pero igual pidió más tiempo para que el esquema fijado con el Fondo dé resultado.

 

Dujovne afirmó que la recesión económica tocó piso en diciembre y auguró buenos resultados en datos de actividad para los próximos meses. No obstante, admitió que la recaudación tuvo resultados por debajo de lo esperado debido a los impuestos vinculados al comercio exterior, cuyos ingresos no subieron según lo esperado. Pronosticó que en mayo la recaudación comenzaría a tener tasas de crecimiento por encima de la tasa de inflación.

 

"Lo peor de la crisis ha quedado atrás", afirmó el ministro a los periodistas Edgardo Alfano y Marcelo Bonelli. "Tenemos un tipo de cambio que es el mismo que en octubre, cuando empezamos con este programa monetario y de convergencia al equilibrio fiscal. La volatilidad es realmente muy baja", describió, aunque entendió que a los argentinos les cuesta convivir con un esquema de tipo de cambio flotante. "El dólar está en el mismo lugar de donde había partido", ratificó, y dijo que este esquema amortigua problemas en el empleo.

 

 

Dujovne destacó el papel del Banco Central para generar estabilidad macro y financiera. "Tiene que lograr que a los depositantes en pesos no les licuen los ahorros", dijo, y completó: "Tiene que haber tasas que superen la inflación. El drama de las familias, del ahorro, es que las empresas pedían prestado y sistemáticamente la Argentina licuaba los ahorros. Por eso amamos el dólar", explicó el ministro de Hacienda.

 

De esta manera, justificó que las actuales tasas no son elevadas si se tiene en cuenta la inflación, "que es muy alta en la Argentina". "Tenemos un programa funcionando desde septiembre. Hay que sostener los compromisos que hemos asumido y no modificar las reglas permanentemente", dijo cuando lo consultaron sobre si se estaban negociando nuevas herramientas para intervenir en el mercado cambiario dentro de las bandas de flotación. "El Banco Central puede intervenir con futuros. Estamos cómodos con este esquema. Es difícil a acostumbrarse a tener algo de volatilidad. Pero hoy tenemos el mismo tipo de cambio que teníamos en octubre pasado. No estamos negociando".

 

Sobre la inflación, dijo que "va a tener que seguir bajando no solo este año, sino también el otro". Consultado por los elevados datos de enero y febrero, afirmó: "Los argentinos hemos aprendido que los cortoplacismos nos han llevado muchas veces a errores grandes. Hay que dejarlo trabajar [al esquema]. En algún tiempo será el momento de evaluar el éxito o fracaso, pero esto es lo que tenemos que hacer para bajar la inflación. No podemos juzgar mes a mes, sobre todo cuando todavía subimos tarifas de servicios públicos". Sobre estas dijo que aún quedan aumentos, pero mucho menores y más graduales.

 

"Estamos corrigiendo los desequilibrios históricos. La economía, después de números malos en la segunda mitad del año pasado, hizo piso en diciembre. Es una recuperación gradual, pero está ocurriendo", vislumbró. Sobre el aumento de la deuda, afirmó que se tomó porque había un déficit fiscal que solventar. "La deuda se produce por el financiamiento del déficit y lo que hemos estado haciendo es eliminar ese déficit. La deuda que hemos tenido que emitir es el reflejo del déficit que dejó el kirchnerismo", dijo, y agregó: "En la medida en que vaya bajando el déficit no solo no va a subir la deuda, sino que va a bajar".

Críticas a Lavagna y Cristina Kirchner

 

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo que, pese a que no conoce aún las propuestas de Roberto Lavagna, cree que se asemejarían al modelo que gestionó el exministro kirchnerista Axel Kicillof, mientras que dijo que las medidas de Cristina Kirchner, principal opositora al actual oficialismo, "son las de Nicolás Maduro".

 

"No importa seguir hablando de la gestión de Lavagna, sino de cuáles son las propuestas para adelante", recalcó Dujovne. Entonces, habló de dos esquemas: el de una Argentina integrada al mundo, con respeto a la ley y los contratos, inversión en el sector privado y sin parches, y otro con parches, del pasado, de una economía cerrada, que reestructura y cambia las reglas. "Veo a Lavagna con más similitudes a Kicillof que a nosotros. Que muestre su programa, que diga si quiere reestructurar la deuda", disparó el ministro.

 

Recordó, además, cuando en el programa de TV mostraron su foto, que Sergio Massa formó parte del gobierno kirchnerista que "destruyó las estadísticas, la infraestructura y generó la inflación que tanto cuesta bajar". Ante las críticas de Massa, que había dicho que el Gobierno mentía, Dujovne le respondió: "Él tenía intervenido el Indec. Quién miente y quién no".

 

"Hay un grupo de argentinos que la apoya", señaló sobre la expresidenta. "Y tiene el derecho a hacerlo. Pero la sociedad tendrá que decidir si vuelve a un esquema de políticas de Cristina Kirchner, que son similares a las medidas que tomó Nicolás Maduro. El populismo se vuelve extremo y grotesco", dijo.

 

"Por suerte, en 2015 los argentinos decidieron cambiar para no pasar por lo que pasan los hermanos de Venezuela. Recibimos 170.000 venezolanos en la Argentina. La gente se fue de allí porque no tiene agua, luz ni comida y se muere porque no tiene remedios", agregó.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...