martes 16, julio 2019 | Actualizado 12:07
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La reclusa denunciada por Nahir Galarza por abuso la acusó de querer fugarse y ahorcar a otra presa

20/03/2019 14:31 hs
La interna que la asesina de Fernando Pastorizo acusa de acoso aseguró que la joven "no duerme" y "deambula por el pabellón con actitudes extrañas".
La convivencia dentro del pabellón N°9 de la cárcel de mujeres de Paraná está caldeada. Después de que Nahir Galarza denunciara a una de las internas por abuso y acoso sexual, la respuesta no se hizo esperar. Ludmila Soto escribió una nota dirigida a las autoridades del penal con fuertes acusaciones en contra de la joven condenada a perpetua por el crimen de Fernando Pastorizzo.

Soto, la interna acusada por Nahir de propasarse con ella, no solo desmintió el hecho sino que además pidió su traslado porque teme ser víctima de una maniobra de la joven para poder fugarse. También advirtió, según reveló Diario Uno, que Nahir dijo "que iba a ahorcar con una toalla a (Griselda)Bordeira", la misma presa con la que hace unos meses tuvo otro fuerte cruce por unos auriculares.

Además, aseguró que por temor duermen por turnos "como una especie de guardia" para cuidarse entre ellas y señaló que el padre de Nahir hizo llamadas intimidatorias contra su pareja.

A continuación el descargo de la presa denunciada

"Temo por mi integridad física, ya que en reiteradas ocasiones, cuando aún mantenía relación de compañerismo, Galarza me mencionó la intención de atentar contra la humanidad de Bordeira. Que iba a ahorcarla con una toalla una de esas noches, y que tenía varias alternativas para terminar con su vida, pero temo por sobre todas las cosas que la interna se autolesione, ya que en más de una oportunidad mencionó su intención de golpearse por consejo de su padre, y responsabilizar a Bordeira, ya que habían tomado conocimiento de la denuncia en su contra. Hoy tras la medida de restricción me genera una preocupación extrema que lo lleve a la práctica y me responsabilice.

Temo por mi salud psíquica, ya que no descanso lo necesario por temor a que ocurra una situación en horas de la noche, ya que Nahir no duerme, deambula por el pabellón en actitudes extrañas (...) situación que informamos al Servicio Penitenciario. Ante la falta de respuestas acordamos con las restantes internas dormir por turnos como una especie de guardia, para cuidarnos entre nosotras.

Del último hecho acontecido, donde secuestran un celular a la interna Galarza, quien automáticamente responsabiliza a otras internas y a mí (...) A partir de esta situación, mi pareja recibió llamadas intimidatorias del padre de Nahir Galarza.

Pero mucho más temo porque creo convertirme en un instrumento para lograr sus objetivos, ya que en reiteradas oportunidades cuando la relación de compañerismo existía, me comentó que se encontraba arrepentida de no haber sido alojada en la unidad penal de Gualeguaychú, y solía decirme que en esta unidad penal (por la de Paraná) era difícil escaparse pero que ella, de no revertirse su condena, no permanecería 35 años y que lo tenía conversado con su padre".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...