domingo 19, mayo 2019 | Actualizado 22:08
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Detuvieron a ciudadanos iraníes que entraron al país con pasaportes israelíes robados

16/03/2019 18:35 hs
Interpol confirmó que esos documentos habían sido denunciados como sustraídos. Hermetismo por la cercanía con el aniversario del atentado a la Embajada en Buenos Aires.
Aterrizaron en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, pasaron el control de Migraciones y se hospedaron en un hotel del barrio porteño del Abasto. Hasta allí fue un equipo de la Policía Federal (PFA) para detenerlos. El hombre, de 27 años, y la mujer, de 30 años, dijeron ser ciudadanos israelíes, pero los pasaportes que mostraron eran robados. Los investigadores descubrieron que ellos en realidad eran iraníes.

Todo comenzó el martes 12 de marzo cuando el personal de Migraciones que atendió al hombre y a la mujer revisó los pasaportes: el sistema alertó sobre una irregularidad en los papeles. Las autoridades del organismo los dejaron pasar, pero de inmediato le dieron intervención a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para seguirlos.

Los detectives pidieron un informe urgente a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) y la delegación de Israel confirmó que dos personas de su país habían denunciado el robo de sus documentos. En consecuencia, un equipo de la PFA detuvo al hombre y la mujer en un hotel del Abasto. La investigación quedó a cargo del juez federal Luis Rodríguez.

"No puedo hablar sobre lo que me vas a preguntar", eludió una fuente con acceso al sistema de Inteligencia ante la consulta de TN.com.ar. "No te puedo confirmar nada, no entiendo cómo se filtró, es un caso de seguridad nacional", respondió otra con llegada a las fuerzas de seguridad. Una tercera fuente, aunque con la cautela del caso, sí confirmó a este medio la detención de los iraníes.

El hermetismo en los organismos de Seguridad es casi absoluto. El domingo se cumplirá el 27° aniversario del atentado en la Embajada de Israel. La hipótesis principal es que un cochebomba explotó el 17 de marzo de 1992 en la calle Arroyo 910 provocándoles la muerte a 22 personas. Dos años más tarde fue el ataque en la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

La Argentina siempre sospechó del Hezbollah, un grupo terrorista de El Libano, pero con nexos en Irán. El juez Rodríguez ordenará medidas de prueba para analizar los movimientos migratorios de los detenidos, determinar sus profesiones y por qué entraron al país con pasaportes robados.
Seguí leyendo...