lunes 17, junio 2019 | Actualizado 14:10
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Motochorros en La Matanza: detienen al compañero de la víctima por quedarse parte del botín

15/03/2019 15:05 hs
Fue detenido cuando se descubrió que se quedó con parte del botín que "se olvidaron" los delincuentes después del robo.
El hombre que acompañaba a la empleada del frigorífico María Caccone, que fue asesinada ayer por motochorros cuando se dirigía a un banco de San Justo a depositar dinero de la empresa, fue detenido cuando se descubrió que se quedó con parte del botín que "se olvidaron" los delincuentes después del robo. 

Según precisaron fuentes judiciales a LA NACIÓN, el acompañante, identificado como Marcos Fabián González, de 35 años, tomó 20.000 pesos que los delincuentes dejaron en el auto en el que viajaban él y Caccone hacia el banco y se los ocultó en el pantalón antes de que llegará la policía. 

Los investigadores precisaron que, después de que de arribaran los móviles policiales y las ambulancias a la escena de los hechos, González fue trasladado a un hospital de la Allí, en el centro de salud, González, que no tenía heridas de gravedad, se dirigió al baño e intentó acomodarse el dinero entre el pantalón y el calzoncillo para que nadie advirtiera que lo tenía. Como tardaba mucho en salir del baño, el personal policial llamó a la puerta. Cuando el empleado del frigorífico salió, los agentes inmediatamente notaron que había algo extraño en su conducta y lo trasladaron a la comisaría. En la dependencia policial, al ser revisado, le encontraron el dinero. 

Según dijeron las fuentes consultadas, González dijo que "era el cumpleaños de su hijo" y que por eso necesitaba el dinero. Esta tarde, González será trasladado a la a Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza dirigida por el fiscal Cludio Fornaro que le tomará indagatoria tras imputarlo por "hurto calamitoso". Según confiaron los voceros judiciales, González probablemente sea excarcelado esta misma tarde.

El caso Allí, el conductor buscó a Caccone, quien iba acompañada de González, y ambos ascendieron al Renault Logan negro, patente IAL-074. Según las fuentes, los empleados del frigorífico se dirigieron a la sucursal del banco Comafi, situado en San Justo, con el propósito de depositar 40.000 pesos que la víctima fatal llevaba en un cartera.

En la intersección de Arieta y Australia dos ladrones a bordo de motos se le cruzaron y uno de ellos descendió del rodado empuñando un arma. Se acercó al Renault y, sin mediar palabra, le disparó a Caccone, luego gatilló de vuelta sobre la columna del chófer, tomó el bolso y huyeron con parte del dinero.  
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...