lunes 25, marzo 2019 | Actualizado 03:14
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Por la crisis económica las empresas implementarán viajes de egresado "low cost"

11/03/2019 17:22 hs
Luego de un año con una merma de más del 10%, los operadores ofrecen también destinos alernativos más económicos. Incluso ofrecen viajes en los que los chicos se van y vuelven en el día.
Día más, día menos, excursión más, paseo menos, la esencia de un viaje no se desintegra así nomás. A esto -salidas turísticas en envase chico por un precio parecido- están apostando los operadores de viajes de egresados, un sector que, como tantos otros, viene resistiendo a la crisis económica, obligado a ofrecer viajes inolvidables con planes de financiación en cuotas fijas, en un contexto de permanente revés inflacionario.

Revés que principalmente sufren las familias, y por eso el año pasado hicieron valer su bolsillo menguado, lo que provocó una caída en las ventas de paquetes turísticos para primaria y secundaria de entre el 10% y el 12%, según datos oficiales. Ahora el desafío de los operadores es reinventarse y remontar esos números. Y, además, nadie quiere ser la "Snow Travel 2019", declararse en bancarrota de un día para el otro y chau.

"Ofrecemos viajes de seis noches y siete días, de cinco noches y seis días, de cuatro noches, de tres o de dos. También los hay de una sola noche. Y además hay un viaje de egresados en el que vamos y volvemos en el día, tipo salida de campo". Llamativas pero absolutamente reales son las palabras de Pablo Wolowski, representante de turismo estudiantil en la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires (AVIABUE) y fundador y dueño de Swimming, compañía que hace 41 años organiza viajes de egresados y estudiantiles para chicos de primaria.

Es marzo y "ya hay bastantes consultas para los viajes de 2020, aunque recién se están definiendo las tarifas", contó Edgardo Canova representante de Grupal, otra de las compañías emblemáticas de los viajes de primaria, con 35 años de experiencia. Los aumentos respecto del año pasado están previstos en un 40% más.

"Los servicios no se recortan. Sí se pueden arreglar viajes de menos días, pero esto viene pasando desde hace dos o tres años, por la crisis. En cuanto a los servicios, como hacemos viajes para chicos de 12 o 13 años, los padres necesitan que todo esté absolutamente cubierto: no podemos no ofrecer un paquete menos completo o quitar servicios, porque estaríamos descuidando el chico".

Entonces, ¿a qué estrategias apelan las empresas para ofrecer casi lo mismo a un costo más o menos parecido, con el ajuste obvio por la inflación? Según explicó Adrián Manzotti, vicepresidente de la Federación de Agencias de Viajes y Turismo (FAEVYT), "además de los paquetes más cortos se proponen destinos alternativos más económicos, por ejemplo, ir a Carlos Paz en lugar de Bariloche, para los chicos de secundaria, o a Tandil y a Entre Ríos en lugar de Córdoba, para los de primaria".

Otras variables son los liberados y el tema de los descuentos para hermanos, describieron desde Swimming: "Antes se podía elegir entre una tarifa de viaje con un liberado cada cinco chicos y una segunda opción que tuviera un liberado cada diez chicos. Este año es evidente que muchas empresas van a ofrecer liberados cada diez. En el caso de mellizos, si antes se daba 2x1, ahora la ecuación va a ser del tipo 2 al precio de un uno y medio".

El año pasado aumentó la morosidad en el pago de las cuotas, dijeron desde las agencias consultadas, aunque nadie se anima a lanzar porcentajes. Todo parece parte del mismo fenómeno que llevó a la caída en las ventas. "En el último año hubo una baja de pasajeros importante. Estimamos que entre 15.000 y 20.000 estudiantes menos en Bariloche, y en Carlos Paz debieron ser entre 5.000 y 10.000 chicos menos", apuntó Manzotti.

Cada año se van de viaje de egresados unos 200.000 chicos, lo que mueve cerca de 7.000 millones de pesos. "Pero las empresas perciben de eso un 4% o 5% nada más, apuntó Manzotti. 

Los montos que se pagan por cada viaje son muy variables según cuántos días y adónde. Una semana en Bariloche ronda los 50.000 pesos, promedio. Y a Córdoba, una semana, entre 28.000 y 30.000. Pero hay un intento -con fórceps- por mantener algunas tarifas en pie...

Así, si a mediados de 2017 se pagaban 15.000 pesos por un viaje a La Falda (Córdoba) de seis noches y siete días (a concretar en diciembre de 2018), abonado en 18 cuotas de 830 pesos, ahora, no obstante, sigue siendo posible encontrar un viaje de egresados por ese precio. Ojo, no a Córdoba ni de una semana: será a Entre Ríos y sólo cuatro días y tres noches. También está la opción de 12.000 pesos, el mismo plan, un día menos.

"Cuando le sacás un día, el viaje baja entre un 15% y un 20%, calculó Wolowski. Pero, ¿ofrecer experiencias de viaje más acotadas es una solución económica razonable para el sector? 

Por lo pronto, el director de Swimming apuntó a la limitación para indexar precios ya acordados, según el modelo de contrato de viajes de egresados que las empresas deben adoptar, como establece la Ley De Turismo Estudiantil.

"Los que empezaron a pagar sus viajes el año pasado y viajan en noviembre de este este año tienen cuotas fijas, pero nosotros tuvimos entre un 40% y un 50% por ciento de aumentos en los costos. Las agencias hacemos lo que podemos para mantener lo pactado con los papás, pero es un esfuerzo terrible. Tenemos mucho interés en hablar con el Ministerio de Turismo de la Nación para que en los contratos se pueda poner algún tipo de actualización".
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...