miércoles 20, marzo 2019 | Actualizado 18:44
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

En una elección reñida y bajo la mirada de Mauricio Macri y Cristina Kirchner, Neuquén elige gobernador

10/03/2019 11:25 hs
Con la mirada atenta del Gobierno nacional y de la oposición, Omar Gutiérrez va por la reelección. Su principal competidor es Ramón Rioseco, kirchnerista.

La provincia de Neuquén decide este domingo gobernador en una elección que destaca de todas las anteriores por su fuerte polarización y la mirada atenta de la Casa Rosada. La posibilidad de que el kirchnerismo triunfe en la primera contienda electoral del año y tenga repercusión en otras provincias preocupa fuertemente al gobierno de Mauricio Macri. Minutos después de las 8, las mesas abrieron con normalidad.


En esta jornada los ojos de la Argentina y su clase política estarán puestos en este rincón del mapa. El padrón, compuesto por casi 500 mil votantes, es pequeño, pero su resultado tendrá una fuerte carga simbólica.


Las encuestas indican que el candidato del MPN, el actual gobernador Omar Gutiérrez, y el candidato del kirchnerismo, el ex intendente y ex piquetero, Ramón Rioseco, lideran las intenciones de votos relegando a un tercer puesto al de Cambiemos, el radical Horacio "Pechi" Quiroga.


Sin embargo, en la capital de Neuquén, otra figura hace sentir su presencia. Es el ex gobernador Jorge Sobisch, hombre histórico del MPN, que va a la elección con la Democracia Cristiana. Esto a pesar de la oposición de sus compañeros de partido y de funcionarios del gobierno de Macri que, según aseguró Sobisch, le ofrecieron hasta una embajada para que se baje.


El gobernador Gutiérrez fue el primero de los candidatos en votar. Lo hizo minutos antes de las 9 en la capital provincial. "Es un día perfecto para que cada vecino se pueda acercar y vivir esta fiesta de la democracia en Neuquén. Se está llevando adelante el proceso electoral con total normalidad. Hoy los neuquinos nos vamos a poder expresar, en el marco del diálogo y del respeto, las ideas del pensamiento. Estoy confiado, tranquilo, seguro y sereno", sostuvo el mandatario luego de sufragar.

Minutos después de las 9:30 el que votó fue el intendente de Neuquén y candidato de Cambiemos, Horacio "Pechi" Quiroga.


Una campaña con resonancia nacional


Las calles de la capital y los principales accesos de la ciudad de más 250 mil habitantes están cubiertos por afiches principalmente de Gutiérrez, Quiroga, Rioseco y Sobisch. Cuando se los consulta, los vecinos, que andan en la calle o toman un café, oscilan entre el MPN y Rioseco. Esa es la tónica.


Quiroga ha dedicado toda la semana a desmentir que estaba despegándose del gobierno de Macri o que, en todo caso, lo habían dejado solo frente a lo ineludible de su derrota, en un último intento por captar votos. Por su parte, Gutiérrez remarcó con insistencia que su compromiso político y los beneficios de Vaca Muerta son para Neuquén antes que nada. El gobernador, que se encontró con Macri los últimos tres veranos en La Angostura, criticó la injerencia de los funcionarios nacionales en la política local.


"Vienen en un avión desde Buenos Aires a decirnos a quien votar y qué hacer. Es un menoscabo y un atropello a la democracia neuquina. A mi no se me ocurriría ir a Buenos Aires a decir a quién hay que votar. Nos vienen a enseñar cuando lo que deberían hacer es aprender", arremetió el mandatario en un discurso.


En Neuquén están convencidos de que la crisis económica afectó la imagen de Gutiérrez y sepultó a Quiroga a un lejano tercer lugar. "Ya es tarde para despegarse, Gutiérrez y Quiroga se hunden con Macri", dijo a Clarín Rioseco el candidato que más hizo por nacionalizar la elección.


 "Yo no soy kirchnerista pero mi relación con la ex presidenta fortalece el núcleo duro de votantes del kirchnerismo y a mí me suma, no me afecta", reconoce el ex líder piquetero, quien se sacó fotografías en diciembre pasado y en febrero con Cristina Fernández.


El temor de que el kirchnerismo se haga cargo de la provincia, de su presupuesto que superará los 102.000 millones en 2019 y obtenga los beneficios en regalías que llegarán con una inversión de US$ 7000 millones en Vaca Muerta, es inconcebible para la clase política radical y del Pro en Neuquén. A tal punto que el diputado Leandro López, aceptando que su candidato no tiene chances de triunfar, emitió una verdadero "llamado a la solidaridad" desde su cuenta de Twitter.


 "Les pido a los neuquinos hacer un voto racional y útil. Si no queremos que ganen los K, hay que evitar votar a opciones que no tengan chances de ganarle a Rioseco", escribió. Y subrayó con angustia: "Hace años trabajo para un cambio en Neuquén, pero un gobierno de Rioseco sería un retroceso enorme. Es momento de que TODOS seamos muy responsables...sobre todo los dirigentes políticos".


La nacionalización también puso un manto sobre las propuestas que se enfocaron en los problemas de los neuquinos. "Los partidos tradicionales, los que se supone que van a ganar, hacen política entre ellos, mediatizaron la votación, la nacionalizaron y la verdad es que la gente está en otra cosa, el ciudadano de a pie tiene otros problemas y recién tomó conciencia de esta elección hace unas semanas", le dice a este diario Mercedes Lamarca, candidata de Libres del Sur. "Se ha invisibilizado el papel de la mujer en la política, parece que estuviéramos relegadas a la tarea legislativa, pero la gente tiene otra visión y vamos a dar la sorpresa", agrega.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...