lunes 27, mayo 2019 | Actualizado 04:49
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Comienza el juicio por el crimen Nadia Arrieta: qué espera su familia

09/03/2019 14:34 hs
La mamá de la víctima pidió que el supuesto asesino reciba la peor de las condenas. El acusado llegará al proceso detenido y sin haber declarado.
Nadia Arrieta fue encontrada asesinada el 1 de marzo de 2018 dentro de su negocio de regalos "NyB", en Villa Tesei, y por el crimen fue detenido Néstor Montiel, un peluquero y ex convicto que había sido condenado anteriormente por otro intento de homicidio y por presunto abuso sexual.

El caso de Arrieta generó una indignación enorme, porque después de que se detuviera al sospechoso, los investigadores descubrieron que Montiel debía cumplir una condena de prisión hasta el año 2019, aunque los jueces de Garantía de Morón le dieron el beneficio de la libertad antes de tiempo, aún a pesar de que la jueza de Ejecución Penal 2 lo había desaconsejado.

Tras el crimen de la joven, el acusado quedó alojado en la Unidad Penal N° 32 de Florencio Varela, y finalmente el próximo lunes deberá enfrentarse a los jueces que llevarán adelante el proceso contra él. "Espero que se haga justicia, que le den la mayor pena posible", dijo a este portal la mamá de la víctima, Luisa Beatriz Flores.

Según determinaron los investigadores tras la autopsia, no se pudo corroborar que Arrieta haya sido víctima de una violación, aunque una de las hipótesis indica que Montiel la habría atacado para poder abusar de ella, y como la comerciante presentó resistencia, él la asesinó.

El sospechoso fue apresado después de que se encontrara una huella dactilar suya en una lata encontrada en el negocio de la joven de 31 años, y también gracias a que se descubrió que la víctima había anotado el número de celular de Montiel, lo que permitió rastrear el teléfono y apresarlo justo cuando iba a encontrarse con su novia en la localidad de Sarandí.

Según Flores, como su hija tenía un pelo largo y muy lindo, cree que el acusado pudo haberle ofrecido sus servicios como peluquero, motivo por el que ella pudo haber guardado su número de celular.

"Él no declaró nunca. Hay unos audios de antes de ser detenido donde dice lo que hizo, pero oficialmente nunca habló, así que no sé con qué puedo salir en el juicio", dijo preocupada la mamá de Arrieta, y agregó que cree que el ataque sucedió al azar, aunque no descarta que el delincuente haya pasado por la zona varias veces mientras planeaba el terrible hecho.

El proceso ya tiene previstas tres fechas de audiencias, las cuales se darán el 11, 12 y 13 de marzo. Cerca de las 9 de la mañana del próximo lunes el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 abrirá sus puertas, y allí por primera vez se verán cara a cara Montiel y los familiares de la víctima.

"No sé qué me va a pasar cuando lo vea. Yo voy a abrir el juicio, voy a hablar y ya pedí que él no esté presente en ese momento. Ojalá después no tenga ganas de ir a las otras audiencias, sería lo mejor para todos", aseguró Flores.

El fiscal a cargo de la causa, Pablo Galarza, quien lo acusó antes en la otra causa, ya anticipó que acusará al detenido por “homicidio calificado por haber sido cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género”, un delito que prevé como única pena la prisión perpetua. Sin embargo, no se descarta que durante el juicio se pueda comprobar la otra hipótesis que habla de un intento de delito sexual.

Montiel había sido condenado en 2001 a 18 años de prisión por "tentativa de homicidio, abuso sexual, robo y privación de la libertad agravada", a raíz de un ataque que se creía cometió contra cuatro integrantes de su familia. Sin embargo, Luisa Flores aclaró que esas personas no tenían ni tienen ningún tipo de relación con el delincuente, y que él los atacó producto de un invento que armó en su cabeza.

"Él tiene padres adoptivos y decía que un hombre era su papá, cuando no lo era porque el examen de ADN dio negativo. Les quiso hacer creer a una familia que era sobrino de ellos, y los atacó. Por eso fue condenado a 18 años de prisión pero salió en 2014 en libertad condicional, a pesar de que tenía condena hasta 2019", explicó.

En cuanto al crimen de su hija, Flores adelantó que espera la más dura condena, porque otra cosa no puede recibir una persona que hizo algo tan cruel. "Quiero tener fe en que le darán lo peor. No puede salir ninguna otra pena, lo que hizo no tiene perdón", dijo por último consternada.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...