martes 21, mayo 2019 | Actualizado 02:31
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Su exesposa lo roció con alcohol y lo prendió fuego delante de su hijo de 5 años

04/03/2019 12:35 hs
Hernán Ramos sigue internado tras el ataque. Su exmujer está detenida. Ella dijo que fue un accidente y además lo acusa por violencia de género.

Tras una discusión, Débora G. roció con dos botellas de alcohol a su expareja Hernán Ramos de 40 años en su casa del barrio Las Leñas, en Puerto Iguazú, Misiones. Todo, delante de su hijo de 5 años. Enseguida el fuego cubrió el cuerpo de Hernán y ella escapó con el chico.

 

Hernán quedó solo prendiéndose fuego. Cuando abrió la canilla del baño notó que no salía agua y tampoco de la ducha. Finalmente apagó su cuerpo con lo que había quedado en la bañadera.

 

"Con el cuerpo en carne viva, salió de la casa, pidió ayuda pero nadie respondió. Se subió entonces a la camioneta y se fue al hospital más cercano donde le hicieron los primeros auxilios", le relató a TN.com.ar su mamá Haydé Guiroy, que lo acompaña en la unidad de cuidados especiales de la terapia intensiva en el hospital Dr. Ramón Madariaga de Posadas, donde fue derivado por la complejidad de las lesiones.

 

Débora G.., de 24 años, está imputada por el delito de homicidio agravado en grado de tentativa y permanece detenida. El jueves último prestó declaración indagatoria ante el fiscal de Instrucción N°3 de Puerto Iguazú Horacio Paniagua y dijo que el hecho fue accidental. Según su declaración, ella agarró las botellas de alcohol para defenderse de las agresiones de Ramos, forcejearon y el alcohol se volcó sobre el cuerpo de ambos.

 

"Fue un horror. No hay motivos más que la intención de matarlo", dijo su mamá. "La justicia y la policía tienen un 50% de culpa y el otro 50% la autora del hecho", insistió. La familia de Hernán sostiene que esto se podía haber evitado ya que él había denunciado a Débora G. en reiteradas oportunidades.

 

Es más: Hernán declaró que ella lo había amenazado con prenderlo fuego. Además el fiscal investiga denuncias recíprocas. "Están vinculadas al hijo que tenían, por impedimento de contacto y desobediencia judicial", explicó la mamá.

 

Por su parte, Débora G. mostró cicatrices y aportó un certificado médico por supuestas lesiones que le había provocado su exmarido.

 

Ahora, Hernán, empleado de Migraciones, se encuentra estable con quemaduras en ambos brazos, el pecho y la espalda, parte de la pierna, un pie, parte del cuello y mitad de la cara. Débora sigue detenida.


Fuente: TN

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...