domingo 19, mayo 2019 | Actualizado 09:18
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Habló el agente apuntado como responsable del accidente en el que murió Emiliano Sala

20/02/2019 08:08 hs
Dijo que él y su familia pagaron todos los vuelos del goleador argentino que pasó de Nantes a Cardiff en 17 millones de euros. Y el club galés lo sabía.

El oscuro agente escocés Willie McKay, involucrado en el accidente aéreo que terminó con la vida del futbolista argentino Emiliano Sala, dio este martes una entrevista al canal británico Sky News. Allí contradice el reclamo del Cardiff City FC, que asegura que no sabía quién planeó el viaje en el avión Piper Malibu que terminó con el jugador argentino y el piloto británico David Ibbotson en el fondo del Canal de la Mancha.


McKay admitió que su familia arregló y pagó los vuelos vinculados a Emiliano Sala antes de su muerte. Y reveló que el entrenador del Cardiff, Neil Warnock, fue pasajero en dos de esos vuelos organizados por él.


Esta revelación se produjo una semana después de que Warnock negara tener una relación cercana con el controvertido agente futbolístico escocés, que quedó el centro de las controversias tras la trágica muerte de Sala. En la misma sintonía, el presidente del Cardiff, Mehmet Dalman, sostuvo que en el club galés no sabían quién había arreglado el vuelo.


Pero McKay mostró documentación a Sky News, incluyendo un calendario de eventos que se retrotraen a diciembre y que sugiere que el club galés conocía el plan que terminó con el accidente fatal del Piper Malibu.


McKay sostuvo que él no es el dueño del avión y que en la Agencia de Investigaciones de Accidentes Aéreos (AIIB) aceptaron que esta evidencia forme parte del caso que tratará de resolver las causas del accidente.


McKay sugirió que le estaba haciendo "un favor" a Sala al organizar su vuelo de regreso a Nantes para despedirse de sus amigos y traer sus efectos personales de vuelta a Cardiff.


Mark, uno de los hijos mellizos de McKay y agente registrado, iba a recibir el 10 por ciento de una transferencia de Sala de 17 millones de euros con el club de Gales.


El avión de Sala desapareció el 21 de enero pasado, a una hora de despegar del aeropuerto de Nantes con mal tiempo, en el Canal de la Mancha, cuando se dirigía a Cardiff. Sólo estaban el futbolista y el piloto a bordo del Piper Malibu, que apareció a 63 metros de profundidad.


Según ellos, los McKay estaban actuando como intermediarios en nombre del Nantes, que les había dado un mandato para encontrarle un club comprador de la Premier League al goleador argentino.


McKay hizo volar a una delegación, incluido Warnock y el asistente del manager, Kevin Blackwell, a Nantes el 5 de diciembre de 2018.


El foco inicial del viaje era mirar el partido entre Nantes y Olympique de Marsella y discutir con el director del futbol del club marsellés, Andoni Zubizarreta, la compra de dos jugadores. Pero Sala hizo un gol y entregó una asistencia en la victoria por 3-2 del Nantes e impresionó a Warnock.


Warnock fue nuevamente a Nantes -en un vuelo organizado por la familia McKay- para encontrarse con Sala y con su agente Meissa N'Diaye antes de retornar a Cardiff el 9 de enero de 2019.


Cinco días después, Sala voló a Cardiff para conocer el estadio. Y el 18 de enero volvió a ir para someterse al examen médico y firmar el contrato.


Así, con la ayuda de Jack McKay, hijo de Willie y jugador del Cardiff, Sala pudo arreglar para volver a Nantes y así poder decirle adiós a sus amigos. Esperaban que el goleador pudiera regresar a tiempo para jugar el partido entre Cardiff y Newcastle ese fin de semana.


El club galés se negó a comentar el calendario revelado por McKay.


Cronología de las negociaciones


El primer vuelo organizado por McKay en el marco del pase de Emiliano Sala fue el 5 de diciembre. Fue desde Stapleford, un pequeño aeropuerto, a Nantes luego de que Cardiff jugara contra West Ham. Viajaron Neil Warnock, Kevin Blackwell, Mark y Willie Mc Kay. A su llegada se encontraron con Zubizarreta, ex arquero del Barcelona y de la selección de España que actualmente oficia como director deportivo de Olympique de Marsella para discutir qué jugadores del club francés estaban disponibles en la ventana de enero. También vieron el partido entre Nantes y el Marsella, que tuvo a Sala como gran protagonista. Luego todos regresaron a Gran Bretaña.


El 6 de enero Willie McKay envió un mail a Sala. El agente del futbolista, Meisa N´Diaye, llamó a McKay y arregló para que el santafesino se encontrara con Warnock antes de que Nantes jugara contra Montpellier, el 8 de enero.


McKay arregló un vuelo con Warnock, Mark McKay, Willie McKay y Callum Davies, dirigente del Cardiff City, a bordo. Fueron a ver un partido donde "Sala jugó realmente bien, mejor que ante Marsella".


Sala y un amigo se reunieron con Warnock en un hotel en Nantes. Allí, el entrenador de Cardiff City invitó al agente N'Diaye y a Sala a ver el estadio del club galés y encontrarse con el jefe ejecutivo, Ken Choo, para discutir los términos del contrato. Todos volaron a Cardiff el 9 de enero de 2019, con los pasajes pagados por Mark McKay.


De regreso en Nantes, Sala volvió a volar a Cardiff el 14 de enero de 2019. Un avión levantó a su agente N'Diaye en París y luego fue a Nantes a recoger a Sala y llevar a ambos a Cardiff. N'Diaye fue al estadio y habló del contrato. Ese mismo día regresó a Paris vía Nantes. Sala abandonó el avión en Nantes y N'Diaye continuó a Paris. El avión luego retornó a la isla de Guernsey, donde estaba su base.


El 18 de enero de 2019 se acordó la transferencia de Sala. Mark McKay se vinculó con la secretaria del Cardiff, Michelle McDonald, por instrucciones de Ken Choo, para confirmar que la comisión por la transferencia había sido acordada. 


La firma del contrato y las últimas horas de Sala


McKay le informó a McDonald que Sala iba a llegar a las 9.10 en avión a Cardiff para hacerse la revisión médica con la esperanza de registrarlo para el partido ante Newcastle. Mac Donald le preguntó qué arreglos se hicieron para que Sala fuese recogido en el aeropuerto y McKay dijo que esperaba recogerlo él mismo. Sala llegó al aeropuerto de la capital de Gales a las 9.30 y ambos partieron hacia el estadio de Cardiff donde arribaron a las 9.50.


Allí fuer recibidos por Davies y a ellos se sumó N'Diaye media hora más tarde, quien había llegado a Gran Bretaña en un vuelo de línea desde Paris. Los McKay organizaron un vuelo para que N'Diaye regresara a un encuentro importante en Paris a las 15.30.


Cardiff reservó un hotel y Sala durmió allí tras pasar su revisión médica y terminar de firmar los papeles legales de la transferencia. Los McKay estuvieron en el mismo hotel y a ellos se les sumó Jack, el McKay futbolista, tras finalizar el entrenamiento. Davies los acompañó todo el tiempo.


Los McKay arreglaron un vuelo en la noche del viernes para salir el sábado a la mañana con la anuencia de Davies. El vuelo salió a las 11.30 del 19 de enero y llevó a Sala de regreso a Nantes.


El piloto -cuyo nombre no se menciona- iba a ser David Henderson, pero terminó siendo David Ibbotson. Esperó dos días mientras Sala se despedía de sus compañeros y hacía las valijas. Y programaron su partida de Nantes a Cardiff para el lunes al atardecer. Así el futbolista podía regresar para el entrenamiento del martes a la mañana.


Sala iba a ser recibido por Davies, quien estaba esperándolo en el Signature Flight Support Building, del aeropuerto de Cardiff, el lunes por la noche.


El avión jamás llegó.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...