viernes 22, febrero 2019 | Actualizado 23:57
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Asesinó de un balazo a su esposa en el día de su cumpleaños y se mató: en 2005 fue sobreseído por balearla en el estómago

11/02/2019 15:59 hs
Hace 14 años, una pericia psicológica lo consideró inimputable.
Un hombre de 56 años mató de un balazo a su esposa mientras mantenían una pelea frente a su hija en la casa en la que vivían en barrio La France de Córdoba. No era la primera vez que la atacaba con un arma de fuego. En 2005, el atacante fue sobreseído por balear a la víctima en el estómago y provocar un incendio en la misma vivienda. En ese entonces, un peritaje psicológico determinó que sea considerado inimputable.

El femicidio ocurrió pasadas las 21 del domingo en una casa ubicada sobre la calle Juan de Rivadeneyra 3231. En un momento de la noche, Alberto Bolomo, de 50 años, comenzó a discutir con su esposa, Patricia Gabriela Giménez, de 53, frente a su hija.

En medio de la pelea, el hombre sacó una pistola Bersa calibre 22 y disparó varias veces contra su esposa en la cocina. Esta vez, la víctima no tuvo la misma suerte que hace 13 años y murió en el acto.Tras el femicidio, Bolomo se suicidó de un balazo en la cabeza.

Ante los gritos de auxilio de la joven, los vecinos se comunicaron rápidamente con el 911. La policía y las ambulancias ya conocían el camino. "Era el cumpleaños de la mujer. El hombre había vivido ahí hasta hace un mes. El domingo a la noche quiso volver, pero la mujer se negaba, según comentó su hija, que estaba en la vivienda con unas amigas", dijo el comisario mayor Gustavo Piva, sub-director de seguridad de zona norte de la capital provincial.

El jefe policial informó que la hija de la pareja, de 19 años, fue contenida en un primer momento y luego declaró como testigo y confirmó lo sucedido. Por otra parte, el otro hijo del matrimonio, un joven de 21 años, se encontraba trabajando y no estaba en el domicilio.

El 2 de noviembre de 2005, Bolomo había protagonizado un intento de asesinato contra Giménez en la misma casa. El femicida la baleó en el sector dorsal derecho y se encerró en la propiedad, tras la llegada de las autoridades. Después de provocar un incendio, en ese entonces el hombre se entregó a la policía y quedó detenido.

De acuerdo al diario La Voz, el atacante fue imputado por los delitos de lesiones leves calificadas agravadas, amenazas calificadas reiteradas y tenencia ilegal de arma de uso civil. Tras un peritaje psicológico, el entonces fiscal Juan Manuel Ugarte consideró que el hombre sea considerado inimputable.

"El examen actual y las constancias obrantes en autos evidencian signos psicopatológicos compatibles con la presencia de un desarrollo pasional en el marco del cual se desencadenó un episodio de agitación psicomotriz, lo que permite inferir que a la fecha de la comisión de este hecho, afectó y disminuyó su capacidad de comprender la criminalidad del acto e impidió dirigir sus acciones", decía el análisis, según el medio cordobés.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...