viernes 22, febrero 2019 | Actualizado 23:14
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Video: una adolescente se acercó a un elefante para sacarse una selfie y fue atacada salvajemente

10/02/2019 16:19 hs
La joven de 19 años pidió perdón por el incidente y dijo que el animal no tuvo la culpa.
Varios minutos de terror se vivieron en la feria rural de Surib, ubicada en el noroeste de Tailandia, cuando una adolescente de 19 años se acercó a un elefante para sacarse una selfie. Al animal no le gustó la idea y reaccionó de una manera violenta contra la joven.

En el sudeste asiático es normal que los elefantes sean utilizados como medio de transporte, por lo que se los puede ver caminando por calle con normalidad junto a sus dueños. Nichanat Manucham sacó su celular para una foto, pero todo terminó de manera inesperada.
      Embed

Cuando estaba posando, el elefante, llamado Phan Thong, se acercó a ella y envolvió la pierna con su trompa. Luego la agarró del cuerpo, la levantó en el aire y comenzó a destrozar los puestos de comida de los vendedores que estaban alrededor.

Posiblemente, Phan Thong estaba agitado por el calor y los ruidos fuertes, además de no ser un ámbito apropiado para un animal así. Manucham logró aferrarse a los enormes colmillos de marfil para no caerse, ya que el elefante la comenzó a zarandear durante casi dos minutos.

El adiestrador del animal, que estaba sentado arriba de él, le pegaba con un palo para calmarlo y que la suelte. Finalmente lo logró y Manucham pudo liberarse.

Pese a lo fuerte que son las imágenes, la joven sólo tuvo una pequeña herida en el brazo y no estaba en shock, por el contrario, se reía. Su mamá se enteró de lo ocurrido una vez que el elefante  la saltó y la llevó a un hospital cercano.

Según el Daily Mail, lejos de culpar al animal, Manucham pidió perdón a toda la gente y se hizo cargo de la situación: "Lamento haber causado un problema. Lo siento por el elefante porque no fue su culpa. Estaba estresado y no podía controlarse. No creo que quisiera hacerme daño".

Y agregó: "Me encantan los elefantes y estaba cerca de uno para tomarme una foto. Se detuvo y estaba tocando mi pierna con su trompa, pensé que era lindo. Cuando me agarró podía escuchar al elefante respirar y romper las mesas. Tenía miedo, pero solo podía pensar en aguantar. Entonces la gente vino a ayudarme a bajar".

El incidente ocurrió en el evento llamado "¡Usemos seda, abalorios tradicionales y baile tailandés!", organizado por Ronnakorn Paowichan, el policía del distrito de Khwao Sinrin.

"El elefante probablemente estaba estresado, también podría haber sido hormonal y repentinamente se agitó. Esto nunca sucedió antes y todos los elefantes están normalmente muy relajados. Estamos muy aliviados de que el Nichanat esté a salvo", sostuvo Paowichan.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...