miércoles 20, febrero 2019 | Actualizado 14:05
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Se cruzó con un motochorro que venía de robar y lo mató de un tiro en el pecho

07/02/2019 18:41 hs
Quedó imputado de homicidio en exceso de la legítima defensa. Dijo que el ladrón lo amenazó: "Quedate quieto o te pego un tiro".

Tiene 42 años y estaba en el barrio Jardín de la Ciudad de Córdoba de manera circunstancial. Eran casi las 9 de la mañana y caminaba por las callecitas cercanas al Hipódromo Córdoba cuando su caminó se cruzó con el de un motochorro que era perseguido por un policía. Nada volvería a ser lo mismo.


El hombre, un empleado de una fábrica, nunca imaginó que en ese encuentro intentaría frenar al ladrón y, mucho menos, que ese "quedate quieto o te pego un tiro" que le dijo el motochorro sería disparador para que él sacara su arma y lo matara de un tiro en el pecho.


El autor del disparo está en libertad, aunque fue imputado por el fiscal Gustavo Dalma por homicidio en exceso de la legítima defensa. Según fuentes consultadas por Clarín, el empleado dijo que está habilitado para portar armas, entregó su pistola y presentó sus credenciales. Su identidad se mantiene en reserva.


La víctima, de 21 años, "tenía al menos dos antecedentes penales por robo y sus propios padres reconocieron ante las autoridades que tenía problemas con la Ley", indicaron las fuentes.


Mientras esperaba el auxilio médico, el chico fue reconocido por una mujer de 30 años a la que, minutos antes de recibir el tiro en el pecho, le había arrebatado el celular tras un forcejeo y la amenaza: "Largala o te tiro".


El motochorro muerto no estaba armado pero sí tenía en su poder el teléfono que le había robado a la mujer.


El delincuente iba a bordo de una moto marca Honda negra que, según las fuentes, no tiene pedido de secuestro. Llevaba puesto un casco, también negro, cuando le quiso arrebatar el celular a la mujer este jueves por la mañana. Ella forcejeó, el insistió y se hizo del teléfono. Luego, huyó mientras los gritos de su víctima alertaron a varios vecinos, quienes salieron a correrlo.


No llegaría muy lejos el motochorro. En la esquina de Podestá Costa y Elías Yofré, justo enfrente del Hipódromo Córdoba y en una zona muy transitada, la moto Honda chocó desde atrás a un Rastrojero.

El ladrón cayó al asfalto. Un policía que estaba en la zona se acercó a ver qué había ocurrido y vio al joven salir corriendo en dirección opuesta.


El asaltante no hizo más que 50 metros. Por esa vereda  caminaba el empleado de una fábrica que estaba allí de casualidad. Quedaron frente a frente.


Según explicaron fuentes del caso, los testigos del hecho relatan lo mismo: "El hombre intentó convencerlo de que dejara de escapar, le dijo que un Policía lo seguía. Todos vieron cómo el chico hacía un ademán con la mano, como sacando algo. Y el imputado contó que lo amenazó y le dijo: 'Quedate quieto o te pego un tiro'.".


Fue en ese instante que el empleado sacó su arma y disparó. El tiro dio justo en el pecho del chico, quien cayó sobre el asfalto mal herido. Cuando llegó al Hospital de Urgencias Municipal ya estaba muerto.


Pericias


La Justicia busca imágenes en los domos que hay en esa zona del barrio Jardín y en las cámaras de seguridad de los comercios cercanos a donde ocurrió el crimen.


También se analizan las credenciales de portación de arma que dio el imputado, se aguardan los resultados de las pericias a la pistola y de la escena del crimen, y se suman las declaraciones de los muchos testigos que tuvo el hecho. Al imputado recién lo indagarán la próxima semana.


Los padres del motochorro muerto, en tanto, sólo les pidieron a las autoridades que se esclarezca lo sucedido y que haya Justicia.


Antecedentes


El caso cordobés se suma a una serie de hechos polémicos que ocurrieron en la Ciudad de Buenos Aires con motochorros en los últimos días.


Esta semana se conoció que un delincuente, que dos veces fue detenido con decenas de celulares robados, sigue en libertad pese a que un fiscal pide que lo detengan.


Y la semana pasada también estuvo en el centro de la escena el accionar de la Justicia luego de que un motochorro colombiano fuera liberado con una probation y una multa de 700 pesos. Ahora es intensamente buscado por la Policía, luego de que se ordenara su expulsión del país.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...