viernes 23, agosto 2019 | Actualizado 23:18
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Muerte del nene en la colonia: la Justicia puso la mira a tres empleados

07/02/2019 13:47 hs
La fiscal de la causa investiga al guardavidas, la profesora de educación física y el coordinador del grupo al que pertenecía el menor.

La justicia avanza con la investigación para determinar los responsables de la muerte de Lucas Kevin de 6 años, quien murió ahogado en la pileta mientras participaba de la colonia de vacaciones "Lincoln summer Camp", en La Plata.

 

El nene murió por "asfixia por sumersión" según se determinó en la autopsia, y ahora se busca dar con los aquellos que debían velar por la seguridad del menor. Para ella, la fiscal Cecilia Corfield de la UFI 15, a cargo de la causa, se acercó al lugar del hecho y realizó una inspecció ocular.

La fiscal realizó una pericia planimétrica y una "prueba de observación" a la misma hora en la que habría muerto Lucas, tras caer al fondo de la pileta cubierta del complejo recreativo del Colegio Lincoln, uno de los más reconocidos de La Plata.

 

"Desde la posición del guardavidas, en una mesa sobre un costado se ve perfectamente toda la pileta", concluyó el informe pericial descartando la versión del "bañero" quien argumentó que a esa hora de la tarde hay una caída del sol que provoca un reflejo en la superficie del agua que dificultó haber visto al chico.

 

La fiscalía apunta su investigación principalmente hacia tres integrantes del cuerpo de asistentes de la colonia: la profesora de educación física (que además no tenía título habilitante pero cumplía esa función); el guardavidas y el coordinador del grupo al que asistía Lucas.

 

A partir de la recolección de más pruebas se podrá establecer si se trata de un accidente; un homicidio culposo o un abandono de persona seguido de muerte.

 

Por ahora, los tres involucrados fueron notificados de la apertura de una causa pero no están imputados porque Corfield aún no definió el tipo legal de delito que podría imponer en la causa. "Hasta que no se defina la imputación, no podrán ser llamados a declaración indagatoria. Tampoco serán convocados como testigos", explicó.

 

Por el momento, la fiscalía tiene algunas certezas: no hubo dolo (o sea intención). Esto deriva de la autopsia que constató la muerte por "asfixia por inmersión", sin lesiones previas ni signos de defensa por parte de la víctima.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...